x

Biblia Online

Anuncios


Ezequiel 1:20 - Reina Valera 1960

Ezequiel 1:20

Hacia donde el espíritu les movía que anduviesen, andaban; hacia donde les movía el espíritu que anduviesen, las ruedas también se levantaban tras ellos; porque el espíritu de los seres vivientes estaba en las ruedas.

Ver Capítulo

Ezequiel 1:20 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Ezequiel 1:20 - Nueva Version Internacional

Los seres iban adonde el espíritu los impulsaba, y las ruedas se elevaban juntamente con ellos, porque el espíritu de los seres vivientes estaba en las ruedas.

Ver Capítulo

Ezequiel 1:20 - Nueva Versión Internacional 1999

Los seres iban adonde el espíritu los impulsaba, y las ruedas se elevaban juntamente con ellos, porque el espíritu de los seres vivientes estaba en las ruedas.

Ver Capítulo

Ezequiel 1:20 - Biblia de las Americas

Y adondequiera que iba el espíritu, iban ellos en esa dirección. Y las ruedas se levantaban juntamente con ellos; porque el espíritu de los seres vivientes estaba en las ruedas.

Ver Capítulo

Ezequiel 1:20 - Dios habla hoy

Los seres se movían en la dirección en que el poder de Dios los impulsaba, y las ruedas se levantaban junto con ellos, porque las ruedas formaban parte viva de los seres.

Ver Capítulo

Ezequiel 1:20 - Kadosh Israelita Mesiánica

Adonde quiera que el Ruaj se disponía a ir, ellas iban en la dirección que el Ruaj quería ir. Las ruedas eran alzadas junto con ellas, porque el Ruaj de las criaturas vivientes estaba en las ruedas. °

Ver Capítulo

Ezequiel 1:20 - Nueva Traducción Viviente

El espíritu de los seres vivientes estaba en las ruedas. Así que a donde fuera el espíritu, iban también las ruedas y los seres vivientes.

Ver Capítulo

Ezequiel 1:20 - La Biblia del Oso  RV1569

Haziadonde el Eſpiritu era que anduuießen, an dauan: haziadonde era el Eſpiritu que anduuießen, las ruedas tambien ſe leuantauan tras ellos, porque el eſpiritu de los animales eſtaua en las ruedas.

Ver Capítulo

Ezequiel 1:20 - Reina Valera Antigua 1602

Hacia donde el espíritu era que anduviesen, andaban; hacia donde era el espíritu que anduviesen, las ruedas también se levantaban tras ellos; porque el espíritu de los animales estaba en las ruedas.

Ver Capítulo