x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Esdras 9:5 - Reina Valera 1960

Esdras 9:5

Y a la hora del sacrificio de la tarde me levanté de mi aflicción, y habiendo rasgado mi vestido y mi manto, me postré de rodillas, y extendí mis manos a Jehová mi Dios,

Ver Capítulo

Esdras 9:5 - Traducción en Lenguaje Actual

A la hora del sacrificio de la tarde me recuperé de mi tristeza. Sin quitarme mis ropas rotas me puse de rodillas delante de mi Dios, y extendiendo mis brazos

Ver Capítulo

Esdras 9:5 - Nueva Version Internacional

A la hora del sacrificio me recobré de mi abatimiento y, con la túnica y el manto rasgados, caí de rodillas, extendí mis manos hacia el Señor mi Dios,

Ver Capítulo

Esdras 9:5 - Nueva Versión Internacional 1999

A la hora del sacrificio me recobré de mi abatimiento y, con la túnica y el manto rasgados, caí de rodillas, extendí mis manos hacia el Señor mi Dios,

Ver Capítulo

Esdras 9:5 - Biblia de las Americas

Pero a la hora de la ofrenda de la tarde, me levanté de mi humillación con mi vestido y mi manto rasgados, y caí de rodillas y extendí mis manos al SEÑOR mi Dios;

Ver Capítulo

Esdras 9:5 - Dios habla hoy

A esa hora me recuperé de mi depresión y , todavía con la ropa rasgada, comencé a orar al Señor mi Dios,

Ver Capítulo

Esdras 9:5 - Kadosh Israelita Mesiánica

En el sacrificio de la tarde, con mis vestiduras rasgadas, me levanté de afligirme a mí mismo, caí sobre mis rodillas, extendí mis manos hacia YAHWEH mi Elohim,

Ver Capítulo

Esdras 9:5 - Nueva Traducción Viviente

A la hora del sacrificio, me levanté de donde había estado sentado haciendo duelo con mis ropas rasgadas. Caí de rodillas y levanté las manos al SEÑOR mi Dios.

Ver Capítulo

Esdras 9:5 - La Biblia del Oso  RV1569

Y àl ſacrificio de la tarde leuanteme de mi afflicion: y auiendo rompido mi veſtido y mi manto, arrodilléme ſobre mis rodillas, y eſtendi mis palmas à Iehoua mi Dios:

Ver Capítulo

Esdras 9:5 - Reina Valera Antigua 1602

Y al sacrificio de la tarde levantéme de mi aflicción; y habiendo rasgado mi vestido y mi manto, postréme de rodillas, y extendí mis palmas á Jehová mi Dios,

Ver Capítulo