x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


Deuteronomio 5:25 - Reina Valera 1960

Deuteronomio 5:25

Ahora, pues, ¿por qué vamos a morir? Porque este gran fuego nos consumirá; si oyéremos otra vez la voz de Jehová nuestro Dios, moriremos.

Ver Capítulo

Deuteronomio 5:25 - Traducción en Lenguaje Actual

Sin embargo, ¿para qué correr el riesgo de morir quemados por este fuego tan terrible? ¡Si volvemos a oír la voz de nuestro Dios, sin duda moriremos!

Ver Capítulo

Deuteronomio 5:25 - Nueva Version Internacional

Pero, ¿por qué tenemos que morir? Este gran fuego nos consumirá, y moriremos, si seguimos oyendo la voz del Señor nuestro Dios.

Ver Capítulo

Deuteronomio 5:25 - Nueva Versión Internacional 1999

Pero, ¿por qué tenemos que morir? Este gran fuego nos consumirá, y moriremos, si seguimos oyendo la voz del Señor nuestro Dios.

Ver Capítulo

Deuteronomio 5:25 - Biblia de las Americas

"Ahora pues, ¿por qué hemos de morir? Porque este gran fuego nos consumirá; si seguimos oyendo la voz del SEÑOR nuestro Dios, entonces moriremos.

Ver Capítulo

Deuteronomio 5:25 - Dios habla hoy

Sin embargo, ¿para qué exponernos a morir consumidos por este terrible fuego? Si volvemos a escuchar la voz del Señor nuestro Dios, moriremos;

Ver Capítulo

Deuteronomio 5:25 - Kadosh Israelita Mesiánica

Pero, ¿por qué vamos a seguir arriesgando la muerte? ¡Este gran fuego nos consumirá! ¡Si seguimos oyendo la voz de YAHWEH nuestro Elohim, moriremos!

Ver Capítulo

Deuteronomio 5:25 - Nueva Traducción Viviente

Sin embargo, ¿para qué arriesgarnos otra vez a morir? Si el SEÑOR nuestro Dios vuelve a hablarnos, seguramente moriremos y seremos consumidos por ese imponente fuego.

Ver Capítulo

Deuteronomio 5:25 - La Biblia del Oso  RV1569

Aora pues porque moriremos? que eſte gran fuego nos conſumirá: ſi tornaremos à oyr la boz de Iehoua nueſtro Dios, moriremos.

Ver Capítulo

Deuteronomio 5:25 - Reina Valera Antigua 1602

Ahora pues, ¿por qué moriremos? que este gran fuego nos consumirá: si tornáremos á oir la voz de Jehová nuestro Dios, moriremos.

Ver Capítulo