x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Deuteronomio 30:2 - Reina Valera 1960

Deuteronomio 30:2

y te convirtieres a Jehová tu Dios, y obedecieres a su voz conforme a todo lo que yo te mando hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu alma,

Ver Capítulo

Deuteronomio 30:2 - Traducción en Lenguaje Actual

Si ustedes y sus hijos se arrepienten, y de nuevo deciden obedecer a Dios con toda su mente y todo su ser, y cumplen las leyes que les he dado,

Ver Capítulo

Deuteronomio 30:2 - Nueva Version Internacional

y cuando tú y tus hijos se vuelvan al Señor tu Dios y le obedezcan con todo el *corazón y con toda el *alma, tal como hoy te lo ordeno,

Ver Capítulo

Deuteronomio 30:2 - Nueva Versión Internacional 1999

y cuando tú y tus hijos se vuelvan al Señor tu Dios y le obedezcan con todo el corazón y con toda el alma, tal como hoy te lo ordeno,

Ver Capítulo

Deuteronomio 30:2 - Biblia de las Americas

y vuelvas al SEÑOR tu Dios, tú y tus hijos, y le obedezcas con todo tu corazón y con toda tu alma conforme a todo lo que yo te ordeno hoy,

Ver Capítulo

Deuteronomio 30:2 - Dios habla hoy

si se vuelven al Señor y lo obedecen de todo corazón y con toda su alma, ustedes y los hijos de ustedes, como yo se lo ordeno ahora,

Ver Capítulo

Deuteronomio 30:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

y regresarán a YAHWEH su Elohim y prestarán atención a lo que El ha dicho, que será exactamente lo que les estoy ordenando hacer hoy – a ustedes y sus hijos, con todo su corazón y todo su ser.'

Ver Capítulo

Deuteronomio 30:2 - Nueva Traducción Viviente

Si en aquel tiempo, tú y tus hijos regresan al SEÑOR tu Dios, y si obedecen con todo el corazón y con toda el alma los mandatos que te entrego hoy,

Ver Capítulo

Deuteronomio 30:2 - La Biblia del Oso  RV1569

Y te conuirtieres à Iehoua tu Dios, y oyeres ſu boz conforme à todo loque yo te mando oy, tu y tus hijos, contodo tu coraçon y con toda tu anima,

Ver Capítulo

Deuteronomio 30:2 - Reina Valera Antigua 1602

Y te convirtieres á Jehová tu Dios, y obedecieres á su voz conforme á todo lo que yo te mando hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu alma,

Ver Capítulo