x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Deuteronomio 28:22 - Reina Valera 1960

Deuteronomio 28:22

Jehová te herirá de tisis, de fiebre, de inflamación y de ardor, con sequía, con calamidad repentina y con añublo; y te perseguirán hasta que perezcas.

Ver Capítulo

Deuteronomio 28:22 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Deuteronomio 28:22 - Nueva Version Internacional

El Señor te castigará con epidemias mortales, fiebres malignas e inflamaciones, con calor sofocante y sequía, y con plagas y pestes sobre tus cultivos. Te hostigará hasta que perezcas.

Ver Capítulo

Deuteronomio 28:22 - Nueva Versión Internacional 1999

El Señor te castigará con epidemias mortales, fiebres malignas e inflamaciones, con calor sofocante y sequía, y con plagas y pestes sobre tus cultivos. Te hostigará hasta que perezcas.

Ver Capítulo

Deuteronomio 28:22 - Biblia de las Americas

Te herirá el SEÑOR de tisis, de fiebre, de inflamación y de gran ardor, con la espada, con tizón y con añublo; y te perseguirán hasta que perezcas.

Ver Capítulo

Deuteronomio 28:22 - Dios habla hoy

También te enviará epidemias mortales, fiebres malignas, inflamaciones, calor sofocante, sequía[2] y plagas sobre tus trigales, epidemias que te perseguirán hasta destruirte.

Ver Capítulo

Deuteronomio 28:22 - Kadosh Israelita Mesiánica

YAHWEH te golpeará con enfermedades que te destruyan, fiebre, inflamación, calor feroz, sequía, vientos violentos y moho; y ellos te perseguirán hasta que perezcas.

Ver Capítulo

Deuteronomio 28:22 - Nueva Traducción Viviente

El SEÑOR te castigará con enfermedades degenerativas, con fiebre e inflamaciones, con calor abrasador, con sequías y pestes en los cultivos. Esas calamidades te perseguirán hasta la muerte.

Ver Capítulo

Deuteronomio 28:22 - La Biblia del Oso  RV1569

Iehoua te herirá de Pthysica, y de fiebre, y de ardor, y de calor, y de chuchillo, y de Hydropeſia, y de Ythericia, y perſeguirtehán haſta que perezcas.

Ver Capítulo

Deuteronomio 28:22 - Reina Valera Antigua 1602

Jehová te herirá de tisis, y de fiebre, y de ardor, y de calor, y de cuchillo, y de calamidad repentina, y con añublo; y perseguirte han hasta que perezcas.

Ver Capítulo