Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Deuteronomio 23:18 - Reina Valera 1960

Deuteronomio 23:18

No traerás la paga de una ramera ni el precio de un perro a la casa de Jehová tu Dios por ningún voto; porque abominación es a Jehová tu Dios tanto lo uno como lo otro.

Ver Capítulo

Deuteronomio 23:18 - Traducción en Lenguaje Actual

Dios odia a quienes hacen eso, y jamás aceptará una ofrenda de gente así, aun cuando la ofrenda sea para cumplir una promesa.

Ver Capítulo

Deuteronomio 23:18 - Nueva Version Internacional

"No lleves a la casa del Señor tu Dios dineros ganados con estas prácticas, ni pagues con esos dineros ninguna ofrenda prometida, porque unos y otros son abominables al Señor tu Dios.

Ver Capítulo

Deuteronomio 23:18 - Biblia de las Americas

No traerás la paga de una ramera ni el sueldo de un perro a la casa del SEÑOR tu Dios para cualquier ofrenda votiva, porque los dos son abominación para el SEÑOR tu Dios.

Ver Capítulo

Deuteronomio 23:18 - Dios habla hoy

No permitan ustedes que en el templo del Señor su Dios se pague una promesa con el dinero ganado en ese tipo de prostitución, porque esa práctica le repugna al Señor.

Ver Capítulo

Deuteronomio 23:18 - Nueva Traducción Viviente

Para cumplir con un juramento, no lleves a la casa del SEÑOR tu Dios ninguna ofrenda que provenga de la ganancia de un hombre* o de una mujer que se haya prostituido, pues ambos son detestables al SEÑOR tu Dios.

Ver Capítulo

Deuteronomio 23:18 - Palabra de Dios para Todos

No lleves el pago de una prostituta o de un perroa a la casa del Señor tu Dios para pagar cualquier promesa, porque estas cosas son reprobables para el Señor tu Dios.

Ver Capítulo

Deuteronomio 23:18 - Biblia de Jerusalén 1998

No habrá hieródula entre las israelitas, ni hieródulo entre los israelitas.

Ver Capítulo

Deuteronomio 23:18 - Kadosh Israelita Mesiánica

No traerás las ganancias de una prostituta, ni el precio de un perro (sodomita) a la asamblea de YAHWEH tu Elohim, para ningún voto, porque aun ambos son abominaciones a YAHWEH tu Elohim.[95]

Ver Capítulo