x

Biblia Online

Anuncios


Cantares 7:13 - Reina Valera 1960

Cantares 7:13

Las mandrágoras han dado olor, Y a nuestras puertas hay toda suerte de dulces frutas, Nuevas y añejas, que para ti, oh amado mío, he guardado.

Ver Capítulo

Cantares 7:13 - Traducción en Lenguaje Actual

Ya esparcen las mandrágoras la fragancia de sus frutos; hay a nuestra puerta fruta fresca y fruta seca. Amado mío, ¡los frutos más variados los he guardado para ti!

Ver Capítulo

Cantares 7:13 - Nueva Version Internacional

Las mandrágoras esparcen su fragancia, y hay a nuestras puertas toda clase de exquisitos frutos, lo mismo nuevos que añejos, que he guardado para ti, amor mío.

Ver Capítulo

Cantares 7:13 - Nueva Versión Internacional 1999

Las mandrágoras esparcen su fragancia, y hay a nuestras puertas toda clase de exquisitos frutos, lo mismo nuevos que añejos, que he guardado para ti, amor mío.

Ver Capítulo

Cantares 7:13 - Biblia de las Americas

Las mandrágoras han exhalado su fragancia, y a nuestras puertas hay toda clase de frutas escogidas, tanto nuevas como añejas, que he guardado, amado mío, para ti.

Ver Capítulo

Cantares 7:13 - Dios habla hoy

Las mandrágoras[2] esparcen su aroma. A nuestra puerta hay fruta de todas clases: fruta seca y fruta recién cortada, que para ti, amado mío, aparté.

Ver Capítulo

Cantares 7:13 - Kadosh Israelita Mesiánica

Las mandrágoras están enviando su fragancia, todo tipo de frutas escogidas están a nuestras puertas, frutas ambas nuevas y viejas,[24] mi amada, que las he guardado para ti. °

Ver Capítulo

Cantares 7:13 - Nueva Traducción Viviente

Allí las mandrágoras dan su aroma, y los mejores frutos están a nuestra puerta, deleites nuevos y antiguos, que he guardado para ti, amado mío.

Ver Capítulo

Cantares 7:13 - La Biblia del Oso  RV1569

Las mandragoras han dado olor; y en nueſtras puertas ay todas dulçuras, nueuas, y viejas: Amado mio, yo las he guardado para ti.

Ver Capítulo

Cantares 7:13 - Reina Valera Antigua 1602

Las mandrágoras han dado olor, Y á nuestras puertas hay toda suerte de dulces frutas, nuevas y añejas. Que para ti, oh amado mío, he guardado.

Ver Capítulo