Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Cantares 2:14 - Reina Valera 1960

Cantares 2:14

Paloma mía, que estás en los agujeros de la peña, en lo escondido de escarpados parajes, Muéstrame tu rostro, hazme oír tu voz; Porque dulce es la voz tuya, y hermoso tu aspecto.

Ver Capítulo

Cantares 2:14 - Traducción en Lenguaje Actual

Palomita amada, no te escondas en las rocas. Muéstrame tu rostro, déjame oír tu voz. ¡Tu voz es dulce! ¡Tu rostro es bello!

Ver Capítulo

Cantares 2:14 - Nueva Version Internacional

Paloma mía, que te escondes en las grietas de las rocas, en las hendiduras de las montañas, muéstrame tu rostro, déjame oír tu voz; pues tu voz es placentera y hermoso tu semblante.

Ver Capítulo

Cantares 2:14 - Biblia de las Americas

Paloma mía, en las grietas de la peña, en lo secreto de la senda escarpada, déjame ver tu semblante, déjame oír tu voz; porque tu voz es dulce, y precioso tu semblante.

Ver Capítulo

Cantares 2:14 - Dios habla hoy

"Paloma mía, que te escondes en las rocas, en altos y escabrosos escondites, déjame ver tu rostro, déjame escuchar tu voz. ¡Es tan agradable el verte! ¡Es tan dulce el escucharte!"

Ver Capítulo

Cantares 2:14 - Nueva Traducción Viviente

El joven Mi paloma se esconde detrás de las rocas, detrás de un peñasco en el precipicio. Déjame ver tu cara; déjame oír tu voz. Pues tu voz es agradable, y tu cara es hermosa.

Ver Capítulo

Cantares 2:14 - Palabra de Dios para Todos

Paloma mía, que anidas en las grietas de las rocas y en los riscos de las montañas, déjame ver tu rostro, déjame oír tu voz; porque tu voz es dulce y hermoso es tu rostro».

Ver Capítulo

Cantares 2:14 - Biblia de Jerusalén 1998

Paloma mía, escondida en las grietas de la roca, en los huecos escarpados, déjame ver tu figura, deja que escuche tu voz; porque es muy dulce tu voz y atractiva tu figura".

Ver Capítulo

Cantares 2:14 - Kadosh Israelita Mesiánica

[El] Mi paloma, escondiéndose en las hendiduras de la roca, en los recesos secretos del risco, déjame ver tu rostro y oír tu voz; porque tu voz es dulce, y tu rostro es hermoso.

Ver Capítulo