x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Apocalipsis 19:21 - Reina Valera 1960

Apocalipsis 19:21

Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos.

Ver Capítulo

Apocalipsis 19:21 - Traducción en Lenguaje Actual

Luego, con la espada que salía de su boca, el que estaba sentado sobre el caballo blanco mató a todos los soldados del monstruo. Y las aves de rapiña se dieron un banquete con la carne de ellos.

Ver Capítulo

Apocalipsis 19:21 - Nueva Version Internacional

Los demás fueron exterminados por la espada que salía de la boca del que montaba a caballo, y todas las aves se hartaron de la carne de ellos.

Ver Capítulo

Apocalipsis 19:21 - Nueva Versión Internacional 1999

Los demás fueron exterminados por la espada que salía de la boca del que montaba a caballo, y todas las aves se hartaron de la carne de ellos.

Ver Capítulo

Apocalipsis 19:21 - Biblia de las Americas

Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de sus carnes.

Ver Capítulo

Apocalipsis 19:21 - Dios habla hoy

y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves de rapiña se hartaron de la carne de ellos.

Ver Capítulo

Apocalipsis 19:21 - Kadosh Israelita Mesiánica

El resto fueron muertos con la espada que sale de la boca del jinete del caballo, y todas las aves se hartaron con las carnes de ellos.

Ver Capítulo

Apocalipsis 19:21 - Nueva Traducción Viviente

Todo su ejército fue aniquilado por la espada afilada que salía de la boca del que montaba el caballo blanco. Y todos los buitres devoraron los cuerpos muertos hasta hartarse.

Ver Capítulo

Apocalipsis 19:21 - La Biblia del Oso  RV1569

Y los otros fueron muertos con la eſpada que ſalia de la boca del que eſtaua ſentado ſobre el cauallo: y todas las aues fueron hartas de las carnes dellos.

Ver Capítulo

Apocalipsis 19:21 - Reina Valera Antigua 1602

Y los otros fueron muertos con la espada que salía de la boca del que estaba sentado sobre el caballo, y todas las aves fueron hartas de las carnes de ellos.

Ver Capítulo