x

Biblia Online

Anuncios


2 Crónicas 6:21 - Reina Valera 1960

2 Crónicas 6:21

Asimismo que oigas el ruego de tu siervo, y de tu pueblo Israel, cuando en este lugar hicieren oración, que tú oirás desde los cielos, desde el lugar de tu morada; que oigas y perdones.

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:21 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:21 - Nueva Version Internacional

Oye las súplicas de tu siervo y de tu pueblo Israel cuando oren en este lugar. Oye desde el cielo, donde habitas; ¡escucha y perdona!

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:21 - Nueva Versión Internacional 1999

Oye las súplicas de tu siervo y de tu pueblo Israel cuando oren en este lugar. Oye desde el cielo, donde habitas; ¡escucha y perdona!

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:21 - Biblia de las Americas

Y escucha las súplicas de tu siervo y de tu pueblo Israel cuando oren hacia este lugar; escucha tú desde el lugar de tu morada, desde los cielos; escucha y perdona.

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:21 - Dios habla hoy

Escucha mis súplicas y las de tu pueblo Israel cuando oremos hacia este lugar. Escúchalas en el cielo, lugar donde vives, y concédenos tu perdón.

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:21 - Kadosh Israelita Mesiánica

Sí, escucha las súplicas de tu siervo, y también las de tu pueblo Yisra'el cuando ellos oren hacia este lugar. Oye desde donde Tú habitas, desde el cielo; ¡y cuando oigas, sé misericordioso!

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:21 - Nueva Traducción Viviente

Que atiendas las peticiones humildes y fervientes de mi parte y de tu pueblo Israel cuando oremos hacia este lugar. Sí, óyenos desde el cielo donde tú vives y, cuando nos escuches, perdona.

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:21 - La Biblia del Oso  RV1569

Anſimiſmo que oygas el ruego de tu ſieruo, y de tu pueblo Iſrael, quando oráren en eſte lugar, q̃ tu oyrás deſde los cielos, deſde el lugar de tu habitacion: q̃ oygas, y perdones.

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:21 - Reina Valera Antigua 1602

Asimismo que oigas el ruego de tu siervo, y de tu pueblo Israel, cuando en este lugar hicieren oración, que tú oirás desde los cielos, desde el lugar de tu morada: que oigas y perdones.

Ver Capítulo