x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



2 Crónicas 6:20 - Reina Valera 1960

2 Crónicas 6:20

Que tus ojos estén abiertos sobre esta casa de día y de noche, sobre el lugar del cual dijiste: Mi nombre estará allí; que oigas la oración con que tu siervo ora en este lugar.

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:20 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:20 - Nueva Version Internacional

¡Que tus ojos estén abiertos día y noche sobre este templo, el lugar donde decidiste habitar, para que oigas la oración que tu siervo te eleva aquí!

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:20 - Nueva Versión Internacional 1999

¡Que tus ojos estén abiertos día y noche sobre este templo, el lugar donde decidiste habitar, para que oigas la oración que tu siervo te eleva aquí!

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:20 - Biblia de las Americas

Que tus ojos estén abiertos día y noche sobre esta casa, sobre el lugar del cual has dicho que pondrías allí tu nombre, para que oigas la oración que tu siervo hará sobre este lugar.

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:20 - Dios habla hoy

No dejes de mirar, ni de día ni de noche, este templo, lugar donde tú has dicho que estarás presente. Escucha la oración que aquí te dirige este siervo tuyo.

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:20 - Kadosh Israelita Mesiánica

que tus ojos estén abiertos hacia esta casa día y noche – hacia el lugar que Tú dijiste que pondrías Tu Nombre para escuchar la oración que tu siervo hará hacia esta casa.

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:20 - Nueva Traducción Viviente

Que día y noche tus ojos estén sobre este templo, este lugar del cual tú has dicho que allí pondrías tu nombre. Que siempre oigas las oraciones que elevo hacia este lugar.

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:20 - La Biblia del Oso  RV1569

Que tus ojos eſten abiertos ſobre eſta Caſa de dia y de noche, ſobre el lugar del qual dixiſte, Mi Nombre ſera alli. que oygas la oracion conque tu ſieruo ora en eſte lugar.

Ver Capítulo

2 Crónicas 6:20 - Reina Valera Antigua 1602

Que tus ojos estén abiertos sobre esta casa de día y de noche, sobre el lugar del cual dijiste, Mi nombre estará allí; que oigas la oración con que tu siervo ora en este lugar.

Ver Capítulo