x

Biblia Online

Anuncios


2 Crónicas 29:7 - Reina Valera 1960

2 Crónicas 29:7

Y aun cerraron las puertas del pórtico, y apagaron las lámparas; no quemaron incienso, ni sacrificaron holocausto en el santuario al Dios de Israel.

Ver Capítulo

2 Crónicas 29:7 - Traducción en Lenguaje Actual

pues cerraron las puertas de su templo y dejaron de adorarlo; apagaron las lámparas, dejaron de quemar incienso y no volvieron a presentar ofrendas en su honor.

Ver Capítulo

2 Crónicas 29:7 - Nueva Version Internacional

Así mismo, cerraron las puertas del atrio, apagaron las lámparas, y dejaron de quemar incienso y de ofrecer *holocaustos en el santuario al Dios de Israel.

Ver Capítulo

2 Crónicas 29:7 - Nueva Versión Internacional 1999

Así mismo, cerraron las puertas del atrio, apagaron las lámparas, y dejaron de quemar incienso y de ofrecer holocaustos en el santuario al Dios de Israel.

Ver Capítulo

2 Crónicas 29:7 - Biblia de las Americas

También han cerrado las puertas del pórtico y han apagado las lámparas, y no han quemado incienso ni ofrecido holocaustos en el lugar santo al Dios de Israel.

Ver Capítulo

2 Crónicas 29:7 - Dios habla hoy

Cerraron las puertas del vestíbulo, apagaron las lámparas, y dejaron de quemar incienso y de ofrecer holocaustos en el santuario al Dios de Israel.

Ver Capítulo

2 Crónicas 29:7 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ellos sellaron las puertas del Templo, apagaron las lámparas, no quemaron incienso, y no ofrecieron ofrendas quemadas en el Lugar Makon Kadosh al Elohim de Yisra'el.

Ver Capítulo

2 Crónicas 29:7 - Nueva Traducción Viviente

También cerraron las puertas de la antesala del templo y apagaron las lámparas. Dejaron de quemar incienso y de presentar ofrendas quemadas en el santuario del Dios de Israel.

Ver Capítulo

2 Crónicas 29:7 - La Biblia del Oso  RV1569

Y aun cerraron las puertas del portal, y apagarõ las lamparas: no quemaron perfume, ni ſacrificaron holocauſto en el Sâuario, àl Dios de Iſrael.

Ver Capítulo

2 Crónicas 29:7 - Reina Valera Antigua 1602

Y aun cerraron las puertas del pórtico, y apagaron las lámparas; no quemaron perfume, ni sacrificaron holocausto en el santuario al Dios de Israel.

Ver Capítulo