Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Tesalonicenses 3:5 - Reina Valera 1960

1 Tesalonicenses 3:5

Por lo cual también yo, no pudiendo soportar más, envié para informarme de vuestra fe, no sea que os hubiese tentado el tentador, y que nuestro trabajo resultase en vano.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 3:5 - Traducción en Lenguaje Actual

Por eso, como ya no pude resistir más, envié a Timoteo, pues necesitaba saber si ustedes seguían confiando en Dios. ¡Yo temía que el diablo los hubiera hecho caer en sus trampas, y que hubiera echado a perder todo lo que hicimos por ustedes!

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 3:5 - Nueva Version Internacional

Por eso, cuando ya no pude soportarlo más, mandé a Timoteo a indagar acerca de su fe, no fuera que el tentador los hubiera inducido a hacer lo malo y que nuestro trabajo hubiera sido en vano.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 3:5 - Biblia de las Americas

Por eso también yo, cuando ya no pude soportar más, envié para informarme de vuestra fe, por temor a que el tentador os hubiera tentado y que nuestro trabajo resultara en vano.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 3:5 - Dios habla hoy

Por eso, yo en particular, no pudiendo resistir más, mandé preguntar cómo andaban ustedes en cuanto a su fe, pues tenía miedo de que el tentador les hubiera puesto una tentación y que nuestro trabajo hubiera resultado en vano.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 3:5 - Nueva Traducción Viviente

Por esta razón, cuando ya no pude más, envié a Timoteo para averiguar si la fe de ustedes seguía firme. Tenía miedo de que el tentador los hubiera vencido y que nuestro trabajo hubiera sido en vano.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 3:5 - Palabra de Dios para Todos

Cuando ya no pude resistir más, envié a Timoteo para saber cómo estaban en cuanto a la fe, pues temía que el diablo los hubiera empujado al mal y que todo nuestro trabajo se hubiera echado a perder.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 3:5 - Biblia de Jerusalén 1998

Por lo cual también yo, no pudiendo soportar ya más, le envié para tener noticias de vuestra fe, no fuera que el Tentador os hubiera tentado y que nuestro trabajo quedara reducido a nada.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 3:5 - Kadosh Israelita Mesiánica

Por esta razón, cuando ya no lo podía soportar más, fue que envié para informarme acerca de la confianza de ustedes. Temía que de alguna forma el tentador ya los hubiese tentado, y nuestro duro trabajo hubiera sido en vano.

Ver Capítulo