Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Tesalonicenses 2:3 - Reina Valera 1960

1 Tesalonicenses 2:3

Porque nuestra exhortación no procedió de error ni de impureza, ni fue por engaño,

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:3 - Traducción en Lenguaje Actual

Y cuando la anunciamos, dijimos siempre la verdad: nuestras intenciones eran buenas y no tratamos de engañar a nadie.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:3 - Nueva Version Internacional

Nuestra predicación no se origina en el error ni en malas intenciones, ni procura engañar a nadie.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:3 - Biblia de las Americas

Pues nuestra exhortación no procede de error ni de impureza ni es con engaño;

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:3 - Dios habla hoy

Porque no estábamos equivocados en lo que predicábamos, ni tampoco hablábamos con malas intenciones ni con el propósito de engañar a nadie.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:3 - Nueva Traducción Viviente

Como ven, no predicamos con engaño ni con intenciones impuras o artimañas.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:3 - Palabra de Dios para Todos

No estábamos equivocados en lo que hablamos. Tampoco hablamos con malas intenciones, ni con el propósito de engañar a nadie.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:3 - Biblia de Jerusalén 1998

Nuestra exhortación no procede del error, ni de intenciones dudosas,

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Pues la apelación que hacemos no fluye de error o de motivos impuros, tampoco tratamos de engañar a nadie.

Ver Capítulo