Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Reyes 22:38 - Reina Valera 1960

1 Reyes 22:38

Y lavaron el carro en el estanque de Samaria; y los perros lamieron su sangre (y también las rameras se lavaban allí), conforme a la palabra que Jehová había hablado.

Ver Capítulo

1 Reyes 22:38 - Traducción en Lenguaje Actual

Lavaron el carro en un pozo que había en Samaria, en el que se bañaban las prostitutas. Y los perros lamieron la sangre del rey Ahab. Así se cumplió lo que Dios había dicho.

Ver Capítulo

1 Reyes 22:38 - Nueva Version Internacional

Lavaron el carro en un estanque de Samaria, donde se bañaban las prostitutas, y los perros lamieron la sangre, tal como lo había declarado la palabra del Señor.

Ver Capítulo

1 Reyes 22:38 - Biblia de las Americas

Lavaron el carro junto al estanque de Samaria y los perros lamieron su sangre (y allí se bañaban las rameras), conforme a la palabra que el SEÑOR había hablado.

Ver Capítulo

1 Reyes 22:38 - Dios habla hoy

Lavaron el carro en el estanque de Samaria y los perros lamían su sangre (también las rameras se lavaban allí), conforme a la palabra que Jehová había dicho. [13]

Ver Capítulo

1 Reyes 22:38 - Nueva Traducción Viviente

Después lavaron su carro junto al estanque de Samaria y llegaron los perros y lamieron su sangre en el lugar donde se bañaban las prostitutas,* tal como el SEÑOR lo había anunciado.

Ver Capítulo

1 Reyes 22:38 - Palabra de Dios para Todos

Los hombres limpiaron el carruaje de Acab en el estanque que está en Samaria, y los perros lamieron la sangre del rey Acab. También las prostitutas usaron el agua para lavarse. Todo ocurrió tal como el Señor había dicho.

Ver Capítulo

1 Reyes 22:38 - Biblia de Jerusalén 1998

Lavaron el carro junto a la alberca de Samaría. Los perros lamieron su sangre y las prostitutas se bañaron en ella, según la palabra que Yahvé había dicho.

Ver Capítulo

1 Reyes 22:38 - Kadosh Israelita Mesiánica

Lavaron el carruaje en el estanque de Shomron, y los cerdos y los perros lamieron su sangre, y las prostitutas se lavaron con la sangre, guardando la palabra que YAHWEH había hablado.[169]

Ver Capítulo