x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Santiago 4:4 - Nueva Version Internacional

Santiago 4:4

¡Oh gente adúltera! ¿No saben que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Si alguien quiere ser amigo del mundo se vuelve enemigo de Dios.

Ver Capítulo

Santiago 4:4 - Reina Valera 1960

¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Ver Capítulo

Santiago 4:4 - Traducción en Lenguaje Actual

Ustedes no aman a Dios, ni lo obedecen. ¿Pero acaso no saben que hacerse amigo del mundo es volverse enemigo de Dios? ¡Pues así es! Si ustedes aman lo malo del mundo, se vuelven enemigos de Dios.

Ver Capítulo

Santiago 4:4 - Nueva Versión Internacional 1999

¡Oh gente adúltera! ¿No saben que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Si alguien quiere ser amigo del mundo se vuelve enemigo de Dios.

Ver Capítulo

Santiago 4:4 - Biblia de las Americas

¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad hacia Dios? Por tanto, el que quiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Ver Capítulo

Santiago 4:4 - Dios habla hoy

¡Oh gente infiel! ¿No saben ustedes que ser amigos del mundo es ser enemigos de Dios? Cualquiera que decide ser amigo del mundo, se vuelve enemigo de Dios.

Ver Capítulo

Santiago 4:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

¡Adúlteros y adúlteras! ¿No saben que el amor al mundo es odio hacia YAHWEH? ¡Cualquiera que quiera ser amigo del mundo se hace enemigo de YAHWEH![29]

Ver Capítulo

Santiago 4:4 - Nueva Traducción Viviente

¡Adúlteros!* ¿No se dan cuenta de que la amistad con el mundo los convierte en enemigos de Dios? Lo repito: si alguien quiere ser amigo del mundo, se hace enemigo de Dios.

Ver Capítulo

Santiago 4:4 - La Biblia del Oso  RV1569

Adulteros, y adulteras, no ſabeys q̃ la amiſtad del mundo es enemiſtad cõ Dios? Qualquiera pues q̃ quiſiere ſer amigo del mundo, ſe conſtituye enemigo de Dios.

Ver Capítulo

Santiago 4:4 - Reina Valera Antigua 1602

Adúlteros y adúlteras, ¿no sabéis que la amistad del mundo es enemistad con Dios? Cualquiera pues que quisiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Ver Capítulo