Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Santiago 1:21 - Nueva Version Internacional

Santiago 1:21

Por esto, despójense de toda inmundicia y de la maldad que tanto abunda, para que puedan recibir con humildad la palabra sembrada en ustedes, la cual tiene poder para salvarles la vida.

Ver Capítulo

Santiago 1:21 - Reina Valera 1960

Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.

Ver Capítulo

Santiago 1:21 - Traducción en Lenguaje Actual

Por eso, dejen de hacer lo malo, pues ya hay mucha maldad en el mundo. Hacer lo malo es como andar vestido con ropa sucia. Más bien, reciban con humildad el mensaje que Dios les ha dado. Ese mensaje tiene poder para salvarlos.

Ver Capítulo

Santiago 1:21 - Biblia de las Americas

Por lo cual, desechando toda inmundicia y todo resto de malicia, recibid con humildad la palabra implantada, que es poderosa para salvar vuestras almas.

Ver Capítulo

Santiago 1:21 - Dios habla hoy

Así pues, despójense ustedes de toda impureza y de la maldad que tanto abunda, y acepten humildemente el mensaje que ha sido sembrado; pues ese mensaje tiene poder para salvarlos.

Ver Capítulo

Santiago 1:21 - Nueva Traducción Viviente

Así que quiten de su vida todo lo malo y lo sucio, y acepten con humildad la palabra que Dios les ha sembrado en el corazón, porque tiene el poder para salvar su alma.

Ver Capítulo

Santiago 1:21 - Palabra de Dios para Todos

Por eso, hay que ser humildes. Dejen toda esa mala conducta y todo lo malo que hacen, y acepten con humildad el mensaje que Dios ha puesto en cada uno de ustedes. Ese mensaje tiene el poder de salvarlos.

Ver Capítulo

Santiago 1:21 - Biblia de Jerusalén 1998

Por eso, desechad toda inmundicia y abundancia de mal y recibid con docilidad la palabra sembrada en vosotros, que es capaz de salvar vuestras vidas.

Ver Capítulo

Santiago 1:21 - Kadosh Israelita Mesiánica

De modo que, despójense de toda vulgaridad, maldad obvia y reciban con mansedumbre la Palabra implantada en ustedes para salvar sus vidas.[14]

Ver Capítulo