x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Salmos 65:5 - Nueva Version Internacional

Salmos 65:5

Tú, oh Dios y Salvador nuestro, nos respondes con imponentes obras de *justicia; tú eres la esperanza de los confines de la tierra y de los más lejanos mares.

Ver Capítulo

Salmos 65:5 - Reina Valera 1960

Con tremendas cosas nos responderás tú en justicia, Oh Dios de nuestra salvación, Esperanza de todos los términos de la tierra, Y de los más remotos confines del mar.

Ver Capítulo

Salmos 65:5 - Traducción en Lenguaje Actual

Nuestro Dios y salvador, tú nos respondes dándonos la victoria. Gente de pueblos lejanos pone en ti su confianza. Así hacen los que viven más allá del mar.

Ver Capítulo

Salmos 65:5 - Nueva Versión Internacional 1999

Tú, oh Dios y Salvador nuestro, nos respondes con imponentes obras de justicia; tú eres la esperanza de los confines de la tierra y de los más lejanos mares.

Ver Capítulo

Salmos 65:5 - Biblia de las Americas

Con grandes prodigios nos respondes en justicia, oh Dios de nuestra salvación, confianza de todos los términos de la tierra, y del más lejano mar;

Ver Capítulo

Salmos 65:5 - Dios habla hoy

Dios y Salvador nuestro, tú nos respondes con maravillosos actos de justicia; la tierra entera confía en ti, y también el mar lejano;

Ver Capítulo

Salmos 65:5 - Kadosh Israelita Mesiánica

Respóndenos con victoria por medio de obras asombrosas, Oh Elohim nuestro Redentor, Tú, en quien hasta los extremos de la tierra y los mares distantes ponen su confianza.

Ver Capítulo

Salmos 65:5 - Nueva Traducción Viviente

Fielmente respondes a nuestras oraciones con imponentes obras, oh Dios nuestro salvador. Eres la esperanza de todos los que habitan la tierra, incluso de los que navegan en mares distantes.

Ver Capítulo

Salmos 65:5 - La Biblia del Oso  RV1569

Con terriblezas nos oyrás en juſticia, ò Dios de nueſtra ſalud: eſperança de todos los fines de la tierra, y de las lexuras de la mar.

Ver Capítulo

Salmos 65:5 - Reina Valera Antigua 1602

Con tremendas cosas, en justicia, nos responderás tú, Oh Dios de nuestra salud, Esperanza de todos los términos de la tierra, Y de los más remotos confines de la mar.

Ver Capítulo