Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Salmos 57:1 - Nueva Version Internacional

Salmos 57:1

Ten compasión de mí, oh Dios; ten compasión de mí, que en ti confío. A la sombra de tus alas me refugiaré, hasta que haya pasado el peligro.

Ver Capítulo

Salmos 57:1 - Reina Valera 1960

Al músico principal; sobre No destruyas. Mictam de David, cuando huyó de delante de Saúl a la cueva. Ten misericordia de mí, oh Dios, ten misericordia de mí; Porque en ti ha confiado mi alma, Y en la sombra de tus alas me ampararé Hasta que pasen los quebrantos.

Ver Capítulo

Salmos 57:1 - Traducción en Lenguaje Actual

¡Ten compasión de mí, Dios mío! ¡Ten compasión de mí, porque en ti busco protección! ¡Quiero que me protejas bajo la sombra de tus alas hasta que pase el peligro!

Ver Capítulo

Salmos 57:1 - Biblia de las Americas

Para el director del coro; según tonada de No destruyas. Mictam de David, en la cueva, cuando huía de Saúl. Ten piedad de mí, oh Dios, ten piedad de mí, porque en ti se refugia mi alma; en la sombra de tus alas me ampararé hasta que la destrucción pase.

Ver Capítulo

Salmos 57:1 - Dios habla hoy

Ten compasión de mí, Dios mío, ten compasión de mí, pues en ti busco protección. Quiero protegerme debajo de tus alas[2] hasta que el peligro haya pasado.

Ver Capítulo

Salmos 57:1 - Nueva Traducción Viviente

Para el director del coro: salmo de David, de cuando huyó de Saúl y entró en una cueva. Cántese con la melodía de «¡No destruyas!». ¡Ten misericordia de mí, oh Dios, ten misericordia! En ti busco la protección. Me esconderé bajo la sombra de tus alas hasta que haya pasado el peligro.

Ver Capítulo

Salmos 57:1 - Palabra de Dios para Todos

Ten compasión de mí, Dios mío, ten compasión de mí. Sé bueno conmigo porque yo confío en ti. Busco protección bajo tus alas hasta que pase el peligro.

Ver Capítulo

Salmos 57:1 - Biblia de Jerusalén 1998

[Del maestro de coro. "No destruyas". De David. A media voz. Cuando, huyendo de Saúl, se escondió en la cueva.]

Ver Capítulo

Salmos 57:1 - Kadosh Israelita Mesiánica

Para el director. Sobre "No Destruyas." Por David, un mijtam, cuando él huyó de Shaúl hacia la cueva:[174] Ten misericordia de mí, O Elohim, ten misericordia de mí; porque mi alma ha confiado en ti. Sí, encontraré refugio a la sombra de tus alas hasta que las iniquidades hayan pasado.

Ver Capítulo