x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Salmos 55:21 - Nueva Version Internacional

Salmos 55:21

Su boca es blanda como la manteca, pero sus pensamientos son belicosos. Sus palabras son más suaves que el aceite, pero no son sino espadas desenvainadas.

Ver Capítulo

Salmos 55:21 - Reina Valera 1960

Los dichos de su boca son más blandos que mantequilla, Pero guerra hay en su corazón; Suaviza sus palabras más que el aceite, Mas ellas son espadas desnudas.

Ver Capítulo

Salmos 55:21 - Traducción en Lenguaje Actual

Dentro de ellos sólo piensan en pelear. Sus palabras son amables y suaves como la mantequilla; ¡son más suaves que el aceite, pero más cortantes que un cuchillo!

Ver Capítulo

Salmos 55:21 - Nueva Versión Internacional 1999

Su boca es blanda como la manteca, pero sus pensamientos son belicosos. Sus palabras son más suaves que el aceite, pero no son sino espadas desenvainadas.

Ver Capítulo

Salmos 55:21 - Biblia de las Americas

Las palabras de su boca eran más blandas que la mantequilla, pero en su corazón había guerra; más suaves que el aceite eran sus palabras, sin embargo, eran espadas desnudas.

Ver Capítulo

Salmos 55:21 - Dios habla hoy

Usan palabras más suaves que la mantequilla, pero sus pensamientos son de guerra. Usan palabras más suaves que el aceite, pero no son sino espadas afiladas.

Ver Capítulo

Salmos 55:21 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ellos fueron dispersos a la furia de Su semblante, pero su corazón estaba en guerra. Sus palabras parecían más confortantes que el aceite, pero, de hecho, eran palabras cortantes.

Ver Capítulo

Salmos 55:21 - Nueva Traducción Viviente

Sus palabras son tan suaves como la mantequilla, pero en su corazón hay guerra. Sus palabras son tan relajantes como una loción, ¡pero por debajo son dagas!

Ver Capítulo

Salmos 55:21 - La Biblia del Oso  RV1569

Ablandan mas que manteca ſu boca, mas guerra en ſu coraçon; enternecen ſus palabras mas que el azeyte, mas ellos ſon cuchillos.

Ver Capítulo

Salmos 55:21 - Reina Valera Antigua 1602

Ablandan más que manteca su boca, Pero guerra hay en su corazón: Suavizan sus palabras más que el aceite, Mas ellas son cuchillos.

Ver Capítulo