Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Salmos 40:5 - Nueva Version Internacional

Salmos 40:5

Muchas son, Señor mi Dios, las maravillas que tú has hecho. tus bondades en favor nuestro. Si quisiera anunciarlas y proclamarlas, serían más de lo que puedo contar.

Ver Capítulo

Salmos 40:5 - Reina Valera 1960

Has aumentado, oh Jehová Dios mío, tus maravillas; Y tus pensamientos para con nosotros, No es posible contarlos ante ti. Si yo anunciare y hablare de ellos, No pueden ser enumerados.

Ver Capítulo

Salmos 40:5 - Traducción en Lenguaje Actual

Mi Señor y Dios, me faltan palabras para contar los muchos planes y maravillas que has hecho en nuestro favor. Quisiera mencionarlos todos, pero me resulta imposible.

Ver Capítulo

Salmos 40:5 - Biblia de las Americas

Muchas son, SEÑOR, Dios mío, las maravillas que tú has hecho, y muchos tus designios para con nosotros; nadie hay que se compare contigo; si los anunciara, y hablara de ellos, no podrían ser enumerados.

Ver Capítulo

Salmos 40:5 - Dios habla hoy

Señor y Dios mío, muchas son las maravillas que tú has hecho y las consideraciones que nos tienes. ¡Nada es comparable a ti! Quisiera anunciarlas, hablar de ellas, pero son más de las que puedo contar.

Ver Capítulo

Salmos 40:5 - Nueva Traducción Viviente

Oh SEÑOR mi Dios, has realizado muchas maravillas a nuestro favor. Son tantos tus planes para nosotros que resulta imposible enumerarlos. No hay nadie como tú. Si tratara de mencionar todas tus obras maravillosas, no terminaría jamás.

Ver Capítulo

Salmos 40:5 - Palabra de Dios para Todos

Señor, Dios nuestro, tú has hecho muchas maravillas. Tienes planes maravillosos para nosotros; eres incomparable. Le contaré a la gente sobre todas esas maravillas una y otra vez.

Ver Capítulo

Salmos 40:5 - Biblia de Jerusalén 1998

Dichoso será el hombre que pone en Yahvé su confianza, y no se va con los rebeldes que andan tras los ídolos.

Ver Capítulo

Salmos 40:5 - Kadosh Israelita Mesiánica

¡O YAHWEH mi Elohim, has multiplicado Tus obras maravillosas! Tus maravillas y tus pensamientos hacia nosotros – ¡nadie se puede comparar a ti! Yo las proclamaré, yo hablaré de ellas; ¡pero hay demasiado que decir!

Ver Capítulo