A PHP Error was encountered

Severity: Notice

Message: Undefined index: HTTP_ACCEPT_LANGUAGE

Filename: core/MY_Lang.php

Line Number: 96

A PHP Error was encountered

Severity: Warning

Message: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/tuengoogles/public_html/system/core/Exceptions.php:185)

Filename: libraries/Session.php

Line Number: 675

Romanos 9:16 NVI1984 - Por lo tanto, la elección no depende del deseo ni del esfuerzo humano sino de la misericordia de Dios.…
x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


Romanos 9:16 - Nueva Version Internacional

Romanos 9:16

Por lo tanto, la elección no depende del deseo ni del esfuerzo humano sino de la misericordia de Dios.

Ver Capítulo

Romanos 9:16 - Reina Valera 1960

Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.

Ver Capítulo

Romanos 9:16 - Traducción en Lenguaje Actual

Así que la elección de Dios no depende de que alguien quiera ser elegido, o se esfuerce por serlo. Más bien, depende de que Dios le tenga compasión.

Ver Capítulo

Romanos 9:16 - Nueva Versión Internacional 1999

Por lo tanto, la elección no depende del deseo ni del esfuerzo humano sino de la misericordia de Dios.

Ver Capítulo

Romanos 9:16 - Biblia de las Americas

Así que no depende del que quiere ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.

Ver Capítulo

Romanos 9:16 - Dios habla hoy

Así pues, no depende de que el hombre quiera o se esfuerce, sino de que Dios tenga compasión.

Ver Capítulo

Romanos 9:16 - Kadosh Israelita Mesiánica

Por lo tanto, no depende del deseo ni del esfuerzo humano, sino de YAHWEH quien tiene misericordia.

Ver Capítulo

Romanos 9:16 - Nueva Traducción Viviente

Por lo tanto, es Dios quien decide tener misericordia. No depende de nuestro deseo ni de nuestro esfuerzo.

Ver Capítulo

Romanos 9:16 - La Biblia del Oso  RV1569

Anſique no es delque quiere, ni delque corre: ſi no de Dios, q̃ há miſericordia.

Ver Capítulo

Romanos 9:16 - Reina Valera Antigua 1602

Así que no es del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.

Ver Capítulo