Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Números 35:33 - Nueva Version Internacional

Números 35:33

"No profanes la tierra que habitas. El derramamiento de sangre *contamina la tierra, y sólo con la sangre de aquel que la derramó es posible hacer *expiación en favor de la tierra.

Ver Capítulo

Números 35:33 - Reina Valera 1960

Y no contaminaréis la tierra donde estuviereis; porque esta sangre amancillará la tierra, y la tierra no será expiada de la sangre que fue derramada en ella, sino por la sangre del que la derramó.

Ver Capítulo

Números 35:33 - Traducción en Lenguaje Actual

»No echen a perder el territorio en el que viven porque yo, su Dios, vivo allí entre ustedes, y no soporto estar en un lugar en donde viven asesinos. Sólo matando al asesino podrán hacer que el lugar vuelva a ser digno de mi presencia».

Ver Capítulo

Números 35:33 - Biblia de las Americas

"Así que no contaminaréis la tierra en que estáis; porque la sangre contamina la tierra, y no se puede hacer expiación por la tierra, por la sangre derramada en ella, excepto mediante la sangre del que la derramó.

Ver Capítulo

Números 35:33 - Dios habla hoy

"No profanen con asesinatos el país en que van a vivir, pues el asesinato profana el país, y no hay más rescate por un asesinato que la muerte del que lo cometió.

Ver Capítulo

Números 35:33 - Nueva Traducción Viviente

Esto garantizará que la tierra donde ustedes vivan no se contamine, pues el asesinato contamina la tierra. Y ningún sacrificio, salvo la ejecución del asesino, puede purificar la tierra del asesinato.*

Ver Capítulo

Números 35:33 - Palabra de Dios para Todos

»No corrompan con asesinatos la tierra donde viven porque el asesinato contamina el territorio que habitan. Él único pagoa por un asesinato es la muerte del asesino.

Ver Capítulo

Números 35:33 - Biblia de Jerusalén 1998

No profanaréis la tierra en que estáis, porque aquella sangre profana la tierra, y la tierra no queda expiada de la sangre derramada más que con la sangre del que la derramó.

Ver Capítulo

Números 35:33 - Kadosh Israelita Mesiánica

De esta forma no profanarás La Tierra en la cual estás ahora viviendo. Porque la sangre profana la tierra, y en esta tierra no se puede hacer expiación para la sangre derramada en ella excepto la sangre de aquel que la derramó.[117]

Ver Capítulo