Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Nehemías 1:6 - Nueva Version Internacional

Nehemías 1:6

te suplico que me prestes atención, que fijes tus ojos en este siervo tuyo que día y noche ora en favor de tu pueblo Israel. Confieso que los israelitas, entre los cuales estamos incluidos mi familia y yo, hemos pecado contra ti.

Ver Capítulo

Nehemías 1:6 - Reina Valera 1960

esté ahora atento tu oído y abiertos tus ojos para oír la oración de tu siervo, que hago ahora delante de ti día y noche, por los hijos de Israel tus siervos; y confieso los pecados de los hijos de Israel que hemos cometido contra ti; sí, yo y la casa de mi padre hemos pecado.

Ver Capítulo

Nehemías 1:6 - Traducción en Lenguaje Actual

Escúchame y atiende mi oración, pues soy tu servidor. Día y noche te he rogado por los israelitas, que también son tus servidores. Reconozco que todos hemos pecado contra ti. He pecado yo, y también mis antepasados.

Ver Capítulo

Nehemías 1:6 - Biblia de las Americas

que estén atentos tus oídos y abiertos tus ojos para oír la oración de tu siervo, que yo hago ahora delante de ti día y noche por los hijos de Israel tus siervos, confesando los pecados que los hijos de Israel hemos cometido contra ti; sí, yo y la casa de mi padre hemos pecado.

Ver Capítulo

Nehemías 1:6 - Dios habla hoy

te ruego ahora que atiendas a la oración que día y noche te dirijo en favor de tus siervos, los israelitas. Reconozco que nosotros los israelitas hemos pecado contra ti; ¡hasta mis familiares y yo hemos pecado!

Ver Capítulo

Nehemías 1:6 - Nueva Traducción Viviente

¡escucha mi oración! Mírame y verás que oro día y noche por tu pueblo Israel. Confieso que hemos pecado contra ti. ¡Es cierto, incluso mi propia familia y yo hemos pecado!

Ver Capítulo

Nehemías 1:6 - Palabra de Dios para Todos

»Yo, tu siervo, te ruego que escuches la oración que hago día y noche por tus siervos, los israelitas. Confieso que los israelitas hemos pecado, incluso mi familia y yo hemos pecado contra ti.

Ver Capítulo

Nehemías 1:6 - Biblia de Jerusalén 1998

Estén atentos tus oídos y abiertos tus ojos para escuchar la oración de tu siervo, que yo hago ahora en tu presencia día y noche, por los israelitas, tus siervos, confesando los pecados que los israelitas hemos cometido contra ti; ¡yo mismo y la casa de mi padre hemos pecado!

Ver Capítulo

Nehemías 1:6 - Kadosh Israelita Mesiánica

Que tu oído ahora esté atento y tus ojos abiertos, que Tú escuches la oración de tu siervo, la cual estoy orando delante de ti estos días, día y noche, por los hijos de Yisra'el, tus siervos – aun cuando yo confieso los pecados de los hijos de Yisra'el que hemos cometido contra ti. Sí, yo y la casa de mi padre hemos pecado.[2]

Ver Capítulo