Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Mateo 5:13 - Nueva Version Internacional

Mateo 5:13

"Ustedes son la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve insípida, ¿cómo recobrará su sabor? Ya no sirve para nada, sino para que la gente la deseche y la pisotee.

Ver Capítulo

Mateo 5:13 - Reina Valera 1960

Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.

Ver Capítulo

Mateo 5:13 - Traducción en Lenguaje Actual

»Ustedes son como la sal que se pone en el horno de barro para aumentar su calor. Si la sal pierde esa capacidad, ya no sirve para nada, sino para que la tiren a la calle y la gente la pisotee.

Ver Capítulo

Mateo 5:13 - Biblia de las Americas

Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se ha vuelto insípida, ¿con qué se hará salada otra vez? Ya para nada sirve, sino para ser echada fuera y pisoteada por los hombres.

Ver Capítulo

Mateo 5:13 - Dios habla hoy

"Ustedes son la sal de este mundo. Pero si la sal deja de estar salada, ¿cómo podrá recobrar su sabor? y a no sirve para nada, así que se la tira a la calle y la gente la pisotea. [8]

Ver Capítulo

Mateo 5:13 - Nueva Traducción Viviente

»Ustedes son la sal de la tierra. ¿Pero para qué sirve la sal si ha perdido su sabor? ¿Pueden lograr que vuelva a ser salada? La descartarán y la pisotearán como algo que no tiene ningún valor.

Ver Capítulo

Mateo 5:13 - Palabra de Dios para Todos

"Ustedes son la sal de la tierra, pero si la sal pierde su sabor, ¿cómo podría volver a ser salada? Ya no sirve para nada sino para ser tirada y pisada por la gente.

Ver Capítulo

Mateo 5:13 - Biblia de Jerusalén 1998

"Vosotros sois la sal de la tierra. Mas si la sal se desvirtúa, ¿con qué se la salará? Ya no sirve para nada más que para ser tirada afuera y pisoteada por los hombres.

Ver Capítulo

Mateo 5:13 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Ustedes son la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve insípida,[24] ¿cómo la haremos salada otra vez? No sirve ya para nada, sino para ser echada fuera y ser pisoteada por los hombres.

Ver Capítulo