x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Marcos 15:31 - Nueva Version Internacional

Marcos 15:31

De la misma manera se burlaban de él los jefes de los sacerdotes junto con los maestros de la ley. --Salvó a otros --decían--, ¡pero no puede salvarse a sí mismo!

Ver Capítulo

Marcos 15:31 - Reina Valera 1960

De esta manera también los principales sacerdotes, escarneciendo, se decían unos a otros, con los escribas: A otros salvó, a sí mismo no se puede salvar.

Ver Capítulo

Marcos 15:31 - Traducción en Lenguaje Actual

También los sacerdotes principales y los maestros de la Ley se burlaban de él, y se decían entre sí: «Salvó a otros, pero no puede salvarse a sí mismo.

Ver Capítulo

Marcos 15:31 - Nueva Versión Internacional 1999

De la misma manera se burlaban de él los jefes de los sacerdotes junto con los maestros de la ley. -Salvó a otros -decían-, ¡pero no puede salvarse a sí mismo!

Ver Capítulo

Marcos 15:31 - Biblia de las Americas

De igual manera, también los principales sacerdotes junto con los escribas, burlándose de El entre ellos, decían: A otros salvó, a sí mismo no puede salvarse.

Ver Capítulo

Marcos 15:31 - Dios habla hoy

De la misma manera se burlaban de él los jefes de los sacerdotes y los maestros de la ley. Decían: –Salvó a otros, pero a sí mismo no puede salvarse.

Ver Capítulo

Marcos 15:31 - Kadosh Israelita Mesiánica

Asimismo los principales kohanim y los maestros de la Toráh hicieron burla de El, diciéndose el uno al otro: "¡El salvó a otros, pero no se puede salvar a sí mismo!"

Ver Capítulo

Marcos 15:31 - Nueva Traducción Viviente

Los principales sacerdotes y los maestros de la ley religiosa también se burlaban de Jesús. «Salvó a otros —se mofaban—, ¡pero no puede salvarse a sí mismo!

Ver Capítulo

Marcos 15:31 - La Biblia del Oso  RV1569

Y deſta manera tambien los Principes de los Sacerdotes eſcarneciendo, dezian vnos à otros, con los Eſcribas, A otros ſaluó, à ſi miſmo no puede ſaluar.

Ver Capítulo

Marcos 15:31 - Reina Valera Antigua 1602

Y de esta manera también los príncipes de los sacerdotes escarneciendo, decían unos á otros, con los escribas: A otros salvó, á sí mismo no se puede salvar.

Ver Capítulo