Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Lucas 19:37 - Nueva Version Internacional

Lucas 19:37

Al acercarse él a la bajada del monte de los Olivos, todos los discípulos se entusiasmaron y comenzaron a alabar a Dios por tantos milagros que habían visto. Gritaban:

Ver Capítulo

Lucas 19:37 - Reina Valera 1960

Cuando llegaban ya cerca de la bajada del monte de los Olivos, toda la multitud de los discípulos, gozándose, comenzó a alabar a Dios a grandes voces por todas las maravillas que habían visto,

Ver Capítulo

Lucas 19:37 - Traducción en Lenguaje Actual

Cuando llegaron cerca del Monte de los Olivos y empezaron a bajar a Jerusalén, todos los seguidores de Jesús se alegraron mucho. Todos gritaban y alababan a Dios por los milagros que Jesús había hecho, y que ellos habían visto.

Ver Capítulo

Lucas 19:37 - Biblia de las Americas

Cuando ya se acercaba, junto a la bajada del monte de los Olivos, toda la multitud de los discípulos, regocijándose, comenzó a alabar a Dios a gran voz por todas las maravillas que habían visto,

Ver Capítulo

Lucas 19:37 - Dios habla hoy

y al acercarse a la bajada del Monte de los Olivos, todos sus seguidores comenzaron a gritar de alegría y a alabar a Dios por todos los milagros que habían visto.

Ver Capítulo

Lucas 19:37 - Nueva Traducción Viviente

Cuando llegó a donde comienza la bajada del monte de los Olivos, todos sus seguidores empezaron a gritar y a cantar mientras alababan a Dios por todos los milagros maravillosos que habían visto.

Ver Capítulo

Lucas 19:37 - Palabra de Dios para Todos

Jesús ya estaba muy cerca de Jerusalén, en la bajada del monte de los Olivos. Todo el grupo de seguidores comenzó a gritar de alegría y a alabar a Dios por los muchos milagros que habían visto.

Ver Capítulo

Lucas 19:37 - Biblia de Jerusalén 1998

Cerca ya de la bajada del monte de los Olivos, toda la multitud de los discípulos, llenos de alegría, se pusieron a alabar a Dios a grandes voces por todos los milagros que habían visto.

Ver Capítulo

Lucas 19:37 - Kadosh Israelita Mesiánica

y cuando se acercó a Yerushalayim, donde el camino baja desde el Monte de los Olivos, toda la banda de talmidim comenzó a cantar y a alabar a YAHWEH al tope de sus voces por todas las obras que habían visto:

Ver Capítulo