x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Jueces 17:10 - Nueva Version Internacional

Jueces 17:10

Vive conmigo le propuso Micaías, y sé mi padre y sacerdote; yo te daré diez monedas de plata[5] al año, además de ropa y comida.

Ver Capítulo

Jueces 17:10 - Reina Valera 1960

Entonces Micaía le dijo: Quédate en mi casa, y serás para mí padre y sacerdote; y yo te daré diez siclos de plata por año, vestidos y comida. Y el levita se quedó.

Ver Capítulo

Jueces 17:10 - Traducción en Lenguaje Actual

Entonces Micaías le dijo: —Quédate conmigo, y serás mi sacerdote y consejero. A cambio, yo te daré diez monedas de plata al año, además ropa y comida.

Ver Capítulo

Jueces 17:10 - Nueva Versión Internacional 1999

-Vive conmigo -le propuso Micaías-, y sé mi padre y sacerdote; yo te daré diez monedas de plata[n] al año, además de ropa y comida.

Ver Capítulo

Jueces 17:10 - Biblia de las Americas

Entonces Micaía le dijo: Quédate conmigo y sé padre y sacerdote para mí, y yo te daré diez piezas de plata por año, el vestido y la comida. Y el levita entró.

Ver Capítulo

Jueces 17:10 - Dios habla hoy

Micaía le propuso: –Quédate en mi casa, y para mí serás padre[10] y sacerdote; y yo te daré diez siclos de plata por año, vestidos y comida. y el levita se quedó.

Ver Capítulo

Jueces 17:10 - Kadosh Israelita Mesiánica

Mijah respondió: "Quédate conmigo, sé un padre y kohen para mí; yo te daré diez piezas de plata al año, además de tu ropa y comida." Así que el Levi entró

Ver Capítulo

Jueces 17:10 - Nueva Traducción Viviente

—Quédate aquí, conmigo —le dijo Micaía—, y podrás ser un padre y sacerdote para mí. Te daré diez piezas* de plata al año, además de una muda de ropa y comida.

Ver Capítulo

Jueces 17:10 - La Biblia del Oso  RV1569

Entonces Michas le dixo: Quedate en mi caſa, y ſermehas en lugar de padre y de ſacerdote: y yo te dare diez ſiclos de plata por vn cierto tiempo, y el ordinario de veſtidos, y tu comida. Y el Leuita ſe quedó.

Ver Capítulo

Jueces 17:10 - Reina Valera Antigua 1602

Entonces Michâs le dijo: Quédate en mi casa, y me serás en lugar de padre y sacerdote; y yo te daré diez siclos de plata por año, y el ordinario de vestidos, y tu comida. Y el Levita se quedó.

Ver Capítulo