Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Jeremías 15:10 - Nueva Version Internacional

Jeremías 15:10

¡Ay de mí, madre mía, que me diste a luz como hombre de contiendas y disputas contra toda la nación! No he prestado ni me han prestado, pero todos me maldicen.

Ver Capítulo

Jeremías 15:10 - Reina Valera 1960

¡Ay de mí, madre mía, que me engendraste hombre de contienda y hombre de discordia para toda la tierra! Nunca he dado ni tomado en préstamo, y todos me maldicen.

Ver Capítulo

Jeremías 15:10 - Traducción en Lenguaje Actual

Jeremías dijo: «¡Sufro mucho, madre mía! ¡Mejor no hubiera yo nacido! A nadie le hice daño, pero todos me maldicen y me acusan de rebelde.

Ver Capítulo

Jeremías 15:10 - Biblia de las Americas

¡Ay de mí, madre mía, porque me diste a luz como hombre de contienda y hombre de discordia para toda la tierra! No he prestado ni me han prestado, y todos me maldicen.

Ver Capítulo

Jeremías 15:10 - Dios habla hoy

¡Ay de mí, madre mía, que me diste a luz solo para disputar y pelear con todo el mundo! A nadie he prestado dinero, ni me lo han prestado a mí, y sin embargo todos me maldicen.

Ver Capítulo

Jeremías 15:10 - Nueva Traducción Viviente

Luego dije: —Qué aflicción tengo, madre mía. ¡Oh, si hubiera muerto al nacer! En todas partes me odian. No soy un acreedor que pretende cobrar ni un deudor que se niega a pagar; aun así todos me maldicen.

Ver Capítulo

Jeremías 15:10 - Palabra de Dios para Todos

¡Pobre de mí, madre mía, porque me trajiste al mundo para discutir y litigar con toda la nación! Nunca he prestado ni he tomado en préstamo; sin embargo, todos me maldicen.

Ver Capítulo

Jeremías 15:10 - Biblia de Jerusalén 1998

¡Ay de mí, madre mía, que me diste a luz para ser varón discutido y debatido por todo el país! Ni les debo, ni me deben, ¡pero todos me maldicen!

Ver Capítulo

Jeremías 15:10 - Kadosh Israelita Mesiánica

¡Ay de mí, madre, que tú me diste a luz, como hombre de contienda ° y controversia con toda la tierra! [79] ° Yo no he ayudado a nadie, y nadie me ha ayudado a mí, mi vigor ha fracasado entre ellos que me maldicen.

Ver Capítulo