x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Isaías 59:4 - Nueva Version Internacional

Isaías 59:4

Nadie clama por la justicia, nadie va a juicio con integridad. Se confía en argumentos sin sentido, y se mienten unos a otros. y dan a luz perversidad.

Ver Capítulo

Isaías 59:4 - Reina Valera 1960

No hay quien clame por la justicia, ni quien juzgue por la verdad; confían en vanidad, y hablan vanidades; conciben maldades, y dan a luz iniquidad.

Ver Capítulo

Isaías 59:4 - Traducción en Lenguaje Actual

Nadie se presenta ante el juez con buenas intenciones, y en los juicios falta la honradez. Confían en la mentira y nadie dice la verdad. Están llenos de maldad y no lo disimulan.

Ver Capítulo

Isaías 59:4 - Nueva Versión Internacional 1999

Nadie clama por la justicia, nadie va a juicio con integridad. Se confía en argumentos sin sentido, y se mienten unos a otros. Conciben malicia y dan a luz perversidad.

Ver Capítulo

Isaías 59:4 - Biblia de las Americas

No hay quien clame con justicia ni quien abogue con honestidad. Confían en la confusión, y hablan falsedades; conciben malicia, y dan a luz iniquidad.

Ver Capítulo

Isaías 59:4 - Dios habla hoy

Nadie hace denuncias justas, ni va a juicio con honradez. Confían más bien en la mentira[1] y en palabras falsas; están preñados de maldad y dan a luz el crimen.

Ver Capítulo

Isaías 59:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

Nadie demanda con justa causa, ni hay juicio verdadero, ° ellos confían en vanidades, y hablan palabras huecas; ellos conciben problemas y dan a luz iniquidad. °

Ver Capítulo

Isaías 59:4 - Nueva Traducción Viviente

A nadie le importa ser justo y honrado; las demandas legales de la gente se basan en mentiras. Conciben malas acciones y después dan a luz el pecado.

Ver Capítulo

Isaías 59:4 - La Biblia del Oso  RV1569

No ay quien clame por la juſticia, ni quien juzgue por la verdad. confian en vanidad, y hablan vanidades: conciben trabajo, y paren iniquidad.

Ver Capítulo

Isaías 59:4 - Reina Valera Antigua 1602

No hay quien clame por la justicia, ni quien juzgue por la verdad: confían en vanidad, y hablan vanidades; conciben trabajo, y paren iniquidad.

Ver Capítulo