Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Isaías 57:11 - Nueva Version Internacional

Isaías 57:11

"¿Quién te asustó, quién te metió miedo, que me has engañado? No te acordaste de mí, ni me tomaste en cuenta. ¿Será que no me temes porque guardé silencio tanto tiempo?

Ver Capítulo

Isaías 57:11 - Reina Valera 1960

¿Y de quién te asustaste y temiste, que has faltado a la fe, y no te has acordado de mí, ni te vino al pensamiento? ¿No he guardado silencio desde tiempos antiguos, y nunca me has temido?

Ver Capítulo

Isaías 57:11 - Traducción en Lenguaje Actual

¿Quiénes son esos dioses que tanto los asustan, para que me sean infieles y me olviden por completo? »Cuando ustedes no me adoraban, yo me quedaba callado y cerraba los ojos.

Ver Capítulo

Isaías 57:11 - Biblia de las Americas

¿Y de quién te asustaste y tuviste miedo, cuando mentiste y no te acordaste de mí, ni pensaste en ello? ¿No es acaso porque he guardado silencio por mucho tiempo que no me temes?

Ver Capítulo

Isaías 57:11 - Dios habla hoy

"¿Quiénes son esos dioses que tú temías y honrabas, para que me fueras infiel y me olvidaras por completo? Cuando tú no me honrabas, yo callaba y disimulaba.

Ver Capítulo

Isaías 57:11 - Nueva Traducción Viviente

»¿Les tienen miedo a estos ídolos? ¿Les producen terror? ¿Por eso me han mentido y se han olvidado de mí y de mis palabras? ¿Será por mi largo silencio que ya no me temen?

Ver Capítulo

Isaías 57:11 - Palabra de Dios para Todos

»¿A quién le tenías miedo, quién te asustó para que hayas mentido, para que te hayas olvidado de mí y no me hayas tomado en cuenta? ¿No guardé silencio y yo mismo me oculté y por eso no me tienes miedo?

Ver Capítulo

Isaías 57:11 - Biblia de Jerusalén 1998

Pues bien, ¿de quién te asustaste y tuviste miedo, que fuiste embustera, y de mí no te acordaste, no hiciste caso de ello? ¿No es que porque me callé desde siempre, a mí no me temiste?

Ver Capítulo

Isaías 57:11 - Kadosh Israelita Mesiánica

¿De quién has estado tan temeroso, ° con tanto miedo que mentiste? ° ¡Pero de mí no te acuerdas, ° ni te vine al pensamiento! ° He guardado el Shalom por tanto tiempo que tú ya no me temes.

Ver Capítulo