x

Biblia Online

Anuncios


Isaías 5:27 - Nueva Version Internacional

Isaías 5:27

Ninguno de ellos se cansa ni tropieza, ni dormita ni se duerme; a ninguno se le afloja el cinturón ni se le rompe la correa de las sandalias.

Ver Capítulo

Isaías 5:27 - Reina Valera 1960

No habrá entre ellos cansado, ni quien tropiece; ninguno se dormirá, ni le tomará sueño; a ninguno se le desatará el cinto de los lomos, ni se le romperá la correa de sus sandalias.

Ver Capítulo

Isaías 5:27 - Traducción en Lenguaje Actual

Son fuertes y no se cansan; están siempre alertas y listos para la guerra.

Ver Capítulo

Isaías 5:27 - Nueva Versión Internacional 1999

Ninguno de ellos se cansa ni tropieza, ni dormita ni se duerme; a ninguno se le afloja el cinturón ni se le rompe la correa de las sandalias.

Ver Capítulo

Isaías 5:27 - Biblia de las Americas

En ella nadie está cansado ni nadie se tambalea, ninguno dormita ni duerme; a ninguno se le ha desatado el cinturón de la cintura, ni se le ha roto la correa de su sandalia.

Ver Capítulo

Isaías 5:27 - Dios habla hoy

no hay entre ellos nadie débil ni cansado, nadie que no esté bien despierto, nadie que no tenga el cinturón bien ajustado, nadie que tenga rotas las correas de sus sandalias.

Ver Capítulo

Isaías 5:27 - Kadosh Israelita Mesiánica

ninguno de ellos cansado ni tropezando, ° ninguno de ellos durmiendo ni soñoliento ninguno perderá el cinto, ° ninguno tendrá rota la correa de sus sandalias.

Ver Capítulo

Isaías 5:27 - Nueva Traducción Viviente

No se cansarán, ni tropezarán. No se detendrán para descansar ni para dormir. Nadie tendrá flojo el cinturón ni rotas las tiras de ninguna sandalia.

Ver Capítulo

Isaías 5:27 - La Biblia del Oso  RV1569

No aurá entre ellos canſado, ni que eſtrompiece: ninguno ſe dormirá, ni le tomará ſueño: à ninguno ſe le deſatará el cinto de los lomos, ni ſele romperá la correa de ſus çapatos.

Ver Capítulo

Isaías 5:27 - Reina Valera Antigua 1602

No habrá entre ellos cansado, ni que vacile; ninguno se dormirá ni le tomará sueño; á ninguno se le desatará el cinto de los lomos, ni se le romperá la correa de sus zapatos.

Ver Capítulo