Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Isaías 37:36 - Nueva Version Internacional

Isaías 37:36

Entonces el ángel del Señor salió y mató a ciento ochenta y cinco mil hombres del campamento asirio. A la mañana siguiente, cuando los demás se levantaron, ¡allí estaban tendidos todos los cadáveres!

Ver Capítulo

Isaías 37:36 - Reina Valera 1960

Y salió el ángel de Jehová y mató a ciento ochenta y cinco mil en el campamento de los asirios; y cuando se levantaron por la mañana, he aquí que todo era cuerpos de muertos.

Ver Capítulo

Isaías 37:36 - Traducción en Lenguaje Actual

Esa noche, el ángel de Dios fue y mató a ciento ochenta y cinco mil soldados del ejército asirio, y a la mañana siguiente el campo estaba lleno de muertos.

Ver Capítulo

Isaías 37:36 - Biblia de las Americas

Y salió el ángel del SEÑOR e hirió a ciento ochenta y cinco mil en el campamento de los asirios; cuando los demás se levantaron por la mañana, he aquí, todos eran cadáveres.

Ver Capítulo

Isaías 37:36 - Dios habla hoy

y el ángel del Señor fue y mató a ciento ochenta y cinco mil hombres del campamento asirio; al día siguiente, todos amanecieron muertos. [7]

Ver Capítulo

Isaías 37:36 - Nueva Traducción Viviente

Esa noche el ángel del SEÑOR fue al campamento asirio y mató a ciento ochenta y cinco mil soldados. Cuando los asirios que sobrevivieron* se despertaron a la mañana siguiente, encontraron cadáveres por todas partes.

Ver Capítulo

Isaías 37:36 - Palabra de Dios para Todos

Entonces el ángel del Señor fue al campamento asirio y mató a ciento ochenta y cinco mil soldados. Cuando la gente se levantó al otro día, estaban allí todos los cuerpos de los muertos.

Ver Capítulo

Isaías 37:36 - Biblia de Jerusalén 1998

Aquella misma noche salió el Ángel de Yahvé e hirió en el campamento asirio a ciento ochenta y cinco mil hombres; a la hora de despertarse, por la mañana, no había más que cadáveres.

Ver Capítulo

Isaías 37:36 - Kadosh Israelita Mesiánica

Entonces el malaj de YAHWEH salió y mató a ciento ochenta y cinco mil hombres en el campamento de Ashur. Temprano la mañana siguiente, allí estaban, todos ellos, cadáveres – muertos.

Ver Capítulo