x

Biblia Online

Anuncios


Hechos 6:7 - Nueva Version Internacional

Hechos 6:7

Y la palabra de Dios se difundía: el número de los discípulos aumentaba considerablemente en Jerusalén, e incluso muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.

Ver Capítulo

Hechos 6:7 - Reina Valera 1960

Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.

Ver Capítulo

Hechos 6:7 - Traducción en Lenguaje Actual

Los apóstoles siguieron anunciando el mensaje de Dios. Por eso, más y más personas se convirtieron en seguidores de Jesús, y muchos sacerdotes judíos también creyeron en él.

Ver Capítulo

Hechos 6:7 - Nueva Versión Internacional 1999

Y la palabra de Dios se difundía: el número de los discípulos aumentaba considerablemente en Jerusalén, e incluso muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.

Ver Capítulo

Hechos 6:7 - Biblia de las Americas

Y la palabra de Dios crecía, y el número de los discípulos se multiplicaba en gran manera en Jerusalén, y muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.

Ver Capítulo

Hechos 6:7 - Dios habla hoy

El mensaje de Dios iba extendiéndose, y el número de los creyentes aumentaba mucho en Jerusalén. Incluso muchos sacerdotes judíos aceptaban la fe.

Ver Capítulo

Hechos 6:7 - Kadosh Israelita Mesiánica

De modo que la Palabra de YAHWEH continuaba difundiéndose. El número de talmidim se incrementó rápidamente en Yerushalayim, y una multitud de kohanim estaba siendo obediente a la fe.

Ver Capítulo

Hechos 6:7 - Nueva Traducción Viviente

Así que el mensaje de Dios siguió extendiéndose. El número de creyentes aumentó en gran manera en Jerusalén, y muchos de los sacerdotes judíos también se convirtieron.

Ver Capítulo

Hechos 6:7 - La Biblia del Oso  RV1569

De manera q̃ la Palabra del Señor crecia: y el numero de los Diſcipulos ſe multiplicaua mucho en Ieruſalẽ: mucha compaña de los Sacerdotes tãbiẽ obedecia à la fe.

Ver Capítulo

Hechos 6:7 - Reina Valera Antigua 1602

Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba mucho en Jerusalem: también una gran multitud de los sacerdotes obedecía á la fe.

Ver Capítulo