Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Habacuc 3:11 - Nueva Version Internacional

Habacuc 3:11

El sol y la luna se detienen en el cielo por el fulgor de tus veloces flechas, por el deslumbrante brillo de tu lanza.

Ver Capítulo

Habacuc 3:11 - Reina Valera 1960

El sol y la luna se pararon en su lugar; A la luz de tus saetas anduvieron, Y al resplandor de tu fulgente lanza.

Ver Capítulo

Habacuc 3:11 - Traducción en Lenguaje Actual

Cuando lanzaste tus brillantes rayos, el sol y la luna se detuvieron.

Ver Capítulo

Habacuc 3:11 - Biblia de las Americas

El sol y la luna se detuvieron en su sitio; a la luz de tus saetas se fueron, al resplandor de tu lanza fulgurante.

Ver Capítulo

Habacuc 3:11 - Dios habla hoy

El sol y la luna no salen de su escondite ante el vivo resplandor de tus flechas y la luz relampagueante de tu lanza.

Ver Capítulo

Habacuc 3:11 - Nueva Traducción Viviente

El sol y la luna se detuvieron en el cielo cuando volaron tus radiantes flechas y brilló tu deslumbrante lanza.

Ver Capítulo

Habacuc 3:11 - Palabra de Dios para Todos

Detuviste el sol y la luna quedó quieta en su lugar, mientras tus flechas resplandecían y el rayo de tu lanza iluminaba el cielo.

Ver Capítulo

Habacuc 3:11 - Biblia de Jerusalén 1998

Sol y luna se paran donde están, a la luz de tus raudas saetas, al fulgor deslumbrante de tu lanza.

Ver Capítulo

Habacuc 3:11 - Kadosh Israelita Mesiánica

El sol fue exaltado y la luna se queda quieta en su curso ° a la luz de tus flechas que vuelan velozmente, al resplandor refulgente de tus brazos. °

Ver Capítulo