Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Génesis 35:4 - Nueva Version Internacional

Génesis 35:4

Así que le entregaron a Jacob todos los dioses extraños que tenían, junto con los aretes que llevaban en las orejas, y Jacob los enterró a la sombra de la encina que estaba cerca de Siquén.

Ver Capítulo

Génesis 35:4 - Reina Valera 1960

Así dieron a Jacob todos los dioses ajenos que había en poder de ellos, y los zarcillos que estaban en sus orejas; y Jacob los escondió debajo de una encina que estaba junto a Siquem.

Ver Capítulo

Génesis 35:4 - Traducción en Lenguaje Actual

Ellos le entregaron a Jacob todos aquellos dioses, y también los aretes que llevaban como amuletos. Entonces Jacob los enterró bajo el gran árbol que está en Siquem.

Ver Capítulo

Génesis 35:4 - Biblia de las Americas

Entregaron, pues, a Jacob todos los dioses extranjeros que tenían en su poder y los pendientes que tenían en sus orejas; y Jacob los escondió debajo de la encina que había junto a Siquem.

Ver Capítulo

Génesis 35:4 - Dios habla hoy

Ellos le entregaron a Jacob todos los dioses extraños que tenían y los aretes que llevaban en las orejas, y Jacob los enterró debajo de una encina que estaba cerca de Siquem.

Ver Capítulo

Génesis 35:4 - Nueva Traducción Viviente

Entonces le entregaron a Jacob todos los ídolos paganos que conservaban y también los aretes, y él los enterró bajo el gran árbol que está cerca de Siquem.

Ver Capítulo

Génesis 35:4 - Palabra de Dios para Todos

Entonces ellos le entregaron a Jacob todos los dioses ajenos que tenían en las manos y todos los aretes que tenían en las orejas. Y Jacob los enterró bajo el árbol de encina que estaba cerca de Siquén.

Ver Capítulo

Génesis 35:4 - Biblia de Jerusalén 1998

Ellos entregaron a Jacob todos los dioses extraños que había en su poder y los anillos de sus orejas, y Jacob los escondió debajo de la encina que hay junto a Siquén.

Ver Capítulo

Génesis 35:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ellos dieron a Ya'akov todos los dioses extraños en posesión de ellos y los aretes que estaban usando en sus orejas, y Ya'akov los enterró debajo del árbol de terebinto[100] cerca de Shejem, y los destruyó hasta este día.

Ver Capítulo