Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Génesis 24:32 - Nueva Version Internacional

Génesis 24:32

El criado entró en la casa. En seguida Labán desaparejó los camellos, les dio paja y forraje, y llevó agua para que el criado y sus acompañantes se lavaran los pies.

Ver Capítulo

Génesis 24:32 - Reina Valera 1960

Entonces el hombre vino a casa, y Labán desató los camellos; y les dio paja y forraje, y agua para lavar los pies de él, y los pies de los hombres que con él venían.

Ver Capítulo

Génesis 24:32 - Traducción en Lenguaje Actual

El mayordomo lo acompañó, y una vez en la casa, Labán les dio agua a él y a sus hombres para que se bañaran. A los camellos les quitaron la carga y les dieron de comer.

Ver Capítulo

Génesis 24:32 - Biblia de las Americas

Entonces el hombre entró en la casa, y Labán descargó los camellos y les dio paja y forraje, y agua para lavar los pies de él y los pies de los hombres que estaban con él.

Ver Capítulo

Génesis 24:32 - Dios habla hoy

Entonces el siervo fue a la casa. Allí Labán descargó los camellos y les dio de comer, y luego trajo agua para que el siervo y sus compañeros se lavaran los pies.

Ver Capítulo

Génesis 24:32 - Nueva Traducción Viviente

Entonces el hombre fue con Labán a su casa, y Labán descargó los camellos, y para que se tendieran les proveyó paja, los alimentó, y también trajo agua para que el hombre y los camelleros se lavaran los pies.

Ver Capítulo

Génesis 24:32 - Palabra de Dios para Todos

Entonces, el siervo de Abraham entró en la casa. Labán le ayudó con los camellos y les dio paja y forraje a los camellos. Después le dio agua para que él y los hombres que estaban con él se lavaran los pies.

Ver Capítulo

Génesis 24:32 - Biblia de Jerusalén 1998

El hombre entró en la casa; Labán desaparejó los camellos y les dio paja y forraje. Y ofreció al hombre y a sus acompañantes agua para lavarse los pies.

Ver Capítulo

Génesis 24:32 - Kadosh Israelita Mesiánica

Así que el hombre entró, y mientras los camellos estaban siendo descargados y proveídos con paja y forraje, agua le fue traída para lavarse sus pies y los pies de los hombres con él.

Ver Capítulo