Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Ezequiel 40:3 - Nueva Version Internacional

Ezequiel 40:3

Dios me llevó allí, y vi un hombre que parecía hecho de bronce. Estaba de pie junto a la puerta, y en su mano tenía una cuerda de lino y una vara de medir.

Ver Capítulo

Ezequiel 40:3 - Reina Valera 1960

Me llevó allí, y he aquí un varón, cuyo aspecto era como aspecto de bronce; y tenía un cordel de lino en su mano, y una caña de medir; y él estaba a la puerta.

Ver Capítulo

Ezequiel 40:3 - Traducción en Lenguaje Actual

Dios me llevó a esa ciudad, y allí vi a un hombre que parecía estar hecho de bronce. Estaba de pie, junto a la entrada, y en la mano tenía una cinta de lino y una regla para medir.

Ver Capítulo

Ezequiel 40:3 - Biblia de las Americas

Me llevó allá; y he aquí, había allí un hombre cuyo aspecto era semejante al bronce, con un cordel de lino y una caña de medir en la mano, y estaba de pie en la puerta.

Ver Capítulo

Ezequiel 40:3 - Dios habla hoy

El Señor me llevó allá, y vi un hombre que parecía de bronce. Estaba de pie a la puerta, y tenía en la mano una cinta de lino y una regla para medir.

Ver Capítulo

Ezequiel 40:3 - Nueva Traducción Viviente

A medida que me acercaba, vi a un hombre de pie junto a una puerta de entrada y su rostro brillaba como el bronce. En la mano tenía una cuerda de medir hecha de lino y una vara para medir.

Ver Capítulo

Ezequiel 40:3 - Palabra de Dios para Todos

Luego me guió hacia allá. Noté que en la entrada había un hombre que parecía de bronce, el cual estaba de pie. Tenía una cinta de medir de lino y una vara de medir.

Ver Capítulo

Ezequiel 40:3 - Biblia de Jerusalén 1998

Me llevó allá, y he aquí que había allí un hombre de aspecto semejante al del bronce. Tenía en la mano una cuerda de lino y una vara de medir, y estaba de pie en el pórtico.

Ver Capítulo

Ezequiel 40:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Allá fue donde me llevó, y allí delante de mí había un hombre cuya apariencia era como de bronce brillante. El tenía un cordel de lino y una caña de medir en su mano, y estaba en la entrada.

Ver Capítulo