x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Ezequiel 26:2 - Nueva Version Internacional

Ezequiel 26:2

"Tiro ha dicho de Jerusalén: Las *puertas de las naciones se han derrumbado. Sus puertas se me han abierto de par en par, y yo me estoy enriqueciendo mientras ellas yacen en ruinas.

Ver Capítulo

Ezequiel 26:2 - Reina Valera 1960

Hijo de hombre, por cuanto dijo Tiro contra Jerusalén: Ea, bien; quebrantada está la que era puerta de las naciones; a mí se volvió; yo seré llena, y ella desierta;

Ver Capítulo

Ezequiel 26:2 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Ezequiel 26:2 - Nueva Versión Internacional 1999

«Tiro ha dicho de Jerusalén: “Las puertas de las naciones se han derrumbado. Sus puertas se me han abierto de par en par, y yo me estoy enriqueciendo mientras ellas yacen en ruinas.”

Ver Capítulo

Ezequiel 26:2 - Biblia de las Americas

Hijo de hombre, por cuanto Tiro ha dicho acerca de Jerusalén: "¡Ajá!, la puerta de los pueblos está rota, se abrió para mí, me llenaré, ya que ella está asolada",

Ver Capítulo

Ezequiel 26:2 - Dios habla hoy

"Tiro ha dicho, a propósito de Jerusalén: '¡Ah, la puerta del comercio entre las naciones está hecha pedazos! ¡Ahora ha llegado mi turno! yo me lleno de riquezas mientras ella queda en ruinas. '

Ver Capítulo

Ezequiel 26:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Ben- Adam, puesto que Tzor ha dicho contra Yerushalayim: '¡Ja! Ella está hecha añicos, la puerta de los pueblos. Ahora que ella está arruinada, sus riquezas serán mías';

Ver Capítulo

Ezequiel 26:2 - Nueva Traducción Viviente

«Hijo de hombre, Tiro se alegró por la caída de Jerusalén diciendo: “¡Ajá! La que era la puerta de entrada a las prósperas rutas comerciales del oriente ha sido destruida y ¡ahora es mi turno! ¡Dado que ella quedó desolada, yo me enriqueceré!”.

Ver Capítulo

Ezequiel 26:2 - La Biblia del Oso  RV1569

Hombre, Porquanto Tyro dixo ſobre Ieruſalem, Hala, Quebrantado es el puerto delos pueblos. Ami ſe conuirtió. Seré llena, ella deſierta:

Ver Capítulo

Ezequiel 26:2 - Reina Valera Antigua 1602

Hijo del hombre, por cuanto dijo Tiro sobre Jerusalem: Ea, bien: quebrantada es la que era puerta de las naciones: á mí se volvió: seré llena; ella desierta:

Ver Capítulo