x

Biblia Online

Anuncios


Ezequiel 10:6 - Nueva Version Internacional

Ezequiel 10:6

El Señor le ordenó al hombre vestido de lino: "Toma fuego de en medio de las ruedas que están entre los querubines." Así que el hombre fue y se paró entre las ruedas.

Ver Capítulo

Ezequiel 10:6 - Reina Valera 1960

Aconteció, pues, que al mandar al varón vestido de lino, diciendo: Toma fuego de entre las ruedas, de entre los querubines, él entró y se paró entre las ruedas.

Ver Capítulo

Ezequiel 10:6 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Ezequiel 10:6 - Nueva Versión Internacional 1999

El Señor le ordenó al hombre vestido de lino: «Toma fuego de en medio de las ruedas que están entre los querubines.» Así que el hombre fue y se paró entre las ruedas.

Ver Capítulo

Ezequiel 10:6 - Biblia de las Americas

Y sucedió que cuando ordenó al hombre vestido de lino, diciendo: Toma fuego de entre las ruedas, de entre los querubines, él entró y se paró junto a una rueda.

Ver Capítulo

Ezequiel 10:6 - Dios habla hoy

Entonces el Señor ordenó al hombre vestido de lino que tomara fuego de entre las ruedas del carro, de en medio de los seres alados. El hombre fue y se puso junto a una de las ruedas.

Ver Capítulo

Ezequiel 10:6 - Kadosh Israelita Mesiánica

Cuando El ordenó al hombre vestido de lino tomar fuego de entre las ruedas de entre los keruvim, El entró y se puso junto a una rueda;

Ver Capítulo

Ezequiel 10:6 - Nueva Traducción Viviente

El SEÑOR le dijo al hombre vestido de lino: «Métete entre los querubines y toma algunos carbones encendidos de entre las ruedas». Entonces el hombre entró y se paró junto a una de las ruedas.

Ver Capítulo

Ezequiel 10:6 - La Biblia del Oso  RV1569

Y aconteció, que como mandó àl varõ veſtido de lienços, diziendo, Toma fuego de entre las ruedas, de entre los cherubines, el entró, y ſe paró entrelas ruedas.

Ver Capítulo

Ezequiel 10:6 - Reina Valera Antigua 1602

Y aconteció que, como mandó al varón vestido de lienzos, diciendo: Toma fuego de entre las ruedas, de entre los querubines, él entró, y paróse entre las ruedas.

Ver Capítulo