Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Éxodo 34:29 - Nueva Version Internacional

Éxodo 34:29

Cuando Moisés descendió del monte Sinaí, traía en sus manos las dos tablas de la *ley. Pero no sabía que, por haberle hablado el Señor, de su rostro salía un haz de luz.

Ver Capítulo

Éxodo 34:29 - Reina Valera 1960

Y aconteció que descendiendo Moisés del monte Sinaí con las dos tablas del testimonio en su mano, al descender del monte, no sabía Moisés que la piel de su rostro resplandecía, después que hubo hablado con Dios.

Ver Capítulo

Éxodo 34:29 - Traducción en Lenguaje Actual

Cuando Moisés bajó de la montaña del Sinaí, traía consigo las dos tablas con la ley escrita en ellas. Su cara brillaba, pues había estado hablando con Dios, pero Moisés no se había dado cuenta.

Ver Capítulo

Éxodo 34:29 - Biblia de las Americas

Y aconteció que cuando Moisés descendía del monte Sinaí con las dos tablas del testimonio en su mano, al descender del monte, Moisés no sabía que la piel de su rostro resplandecía por haber hablado con Dios.

Ver Capítulo

Éxodo 34:29 - Dios habla hoy

Después bajó Moisés del monte Sinaí llevando las dos tablas de la ley; pero al bajar del monte no se dio cuenta de que su cara resplandecía por haber hablado con el Señor.

Ver Capítulo

Éxodo 34:29 - Nueva Traducción Viviente

Cuando Moisés descendió del monte Sinaí con las dos tablas de piedra grabadas con las condiciones del pacto,* no se daba cuenta de que su rostro resplandecía porque había hablado con el SEÑOR.

Ver Capítulo

Éxodo 34:29 - Palabra de Dios para Todos

Cuando Moisés bajó del monte Sinaí, llevaba consigo las dos tablas. Moisés no se daba cuenta de que, por haber hablado con el Señor, la piel de su rostro estaba brillando.

Ver Capítulo

Éxodo 34:29 - Biblia de Jerusalén 1998

Luego, Moisés bajó del monte Sinaí con las dos tablas del Testimonio en su mano. Al bajar, no sabía que la piel de su rostro se había vuelto radiante, por haber hablado con Yahvé.

Ver Capítulo

Éxodo 34:29 - Kadosh Israelita Mesiánica

Cuando Moshe descendió del Monte Sinai con las dos tablas del Testimonio en su mano, él no sabía que la piel de su rostro estaba enviando rayos de luz como resultado de él hablar con YAHWEH. °

Ver Capítulo