x

Biblia Online

Anuncios


Deuteronomio 21:18 - Nueva Version Internacional

Deuteronomio 21:18

"Si un hombre tiene un hijo obstinado y rebelde, que no escucha a su padre ni a su madre, ni los obedece cuando lo *disciplinan,

Ver Capítulo

Deuteronomio 21:18 - Reina Valera 1960

Si alguno tuviere un hijo contumaz y rebelde, que no obedeciere a la voz de su padre ni a la voz de su madre, y habiéndole castigado, no les obedeciere;

Ver Capítulo

Deuteronomio 21:18 - Traducción en Lenguaje Actual

»Si alguno de ustedes tiene un hijo terco y rebelde, que no obedece a su padre ni a su madre aunque lo castiguen, hay que hacer lo siguiente:

Ver Capítulo

Deuteronomio 21:18 - Nueva Versión Internacional 1999

Un hijo rebelde »Si un hombre tiene un hijo obstinado y rebelde, que no escucha a su padre ni a su madre, ni los obedece cuando lo disciplinan,

Ver Capítulo

Deuteronomio 21:18 - Biblia de las Americas

Si un hombre tiene un hijo terco y rebelde que no obedece a su padre ni a su madre, y cuando lo castigan, ni aun así les hace caso,

Ver Capítulo

Deuteronomio 21:18 - Dios habla hoy

"Si alguien tiene un hijo desobediente y rebelde, que no hace caso de lo que le dicen sus padres, y que ni siquiera cuando lo castigan los obedece,

Ver Capítulo

Deuteronomio 21:18 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Si un hombre tiene un hijo que es testarudo y rebelde que no obedece lo que dice su padre o su madre, y aun después que ellos lo disciplinan él aún rehúsa prestarles atención;

Ver Capítulo

Deuteronomio 21:18 - Nueva Traducción Viviente

»Supongamos que un hombre tiene un hijo terco y rebelde, que no quiere obedecer ni a su padre ni a su madre, a pesar de que ellos lo disciplinan.

Ver Capítulo

Deuteronomio 21:18 - La Biblia del Oso  RV1569

Quando alguno tuuiere hijo contumaz y rebelde, q̃ no obedeciere à la boz de ſu padre ni à la boz de ſu madre, y auiẽdo lo caſtigado, no les obedeciere,

Ver Capítulo

Deuteronomio 21:18 - Reina Valera Antigua 1602

Cuando alguno tuviere hijo contumaz y rebelde, que no obedeciere á la voz de su padre ni á la voz de su madre, y habiéndolo castigado, no les obedeciere;

Ver Capítulo