x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Deuteronomio 16:4 - Nueva Version Internacional

Deuteronomio 16:4

Durante siete días no habrá levadura en todo el país. De la carne que sacrifiques al atardecer del primer día, no quedará nada para la mañana siguiente.

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:4 - Reina Valera 1960

Y no se verá levadura contigo en todo tu territorio por siete días; y de la carne que matares en la tarde del primer día, no quedará hasta la mañana.

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:4 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:4 - Nueva Versión Internacional 1999

Durante siete días no habrá levadura en todo el país. De la carne que sacrifiques al atardecer del primer día, no quedará nada para la mañana siguiente.

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:4 - Biblia de las Americas

Durante siete días no se verá contigo levadura en todo tu territorio; y de la carne que sacrifiques en la tarde del primer día, no quedará nada para la mañana siguiente .

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:4 - Dios habla hoy

En estos siete días no deberá haber levadura en todo el territorio de ustedes, y de la carne que se ofrece en sacrificio la tarde del primer día no debe quedar nada para la mañana siguiente.

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ninguna levadura será vista con ustedes en ningún sitio de su territorio por siete días. Nada de la carne de su sacrificio del anochecer del primer día quedará toda la noche hasta la mañana.

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:4 - Nueva Traducción Viviente

Durante esos siete días que no se encuentre ni un poco de levadura en las casas de tu tierra. También, cuando sacrifiques el cordero de la Pascua al atardecer del primer día, no dejes que sobre nada para el día siguiente.

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:4 - La Biblia del Oso  RV1569

Y no parecerá leuadura enti, en todo tu termino por ſiete dias: y no quedará de la carne q̃ matâres à la tarde del primerdia haſta la mañana.

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:4 - Reina Valera Antigua 1602

Y no se dejará ver levadura contigo en todo tu término por siete días; y de la carne que matares á la tarde del primer día, no quedará hasta la mañana.

Ver Capítulo