Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Deuteronomio 14:7 - Nueva Version Internacional

Deuteronomio 14:7

pero no podrás comer camello, liebre ni tejón porque, aunque rumian, no tienen la pezuña hendida. Los tendrás por animales *impuros.

Ver Capítulo

Deuteronomio 14:7 - Reina Valera 1960

Pero estos no comeréis, entre los que rumian o entre los que tienen pezuña hendida: camello, liebre y conejo; porque rumian, mas no tienen pezuña hendida, serán inmundos;

Ver Capítulo

Deuteronomio 14:7 - Traducción en Lenguaje Actual

Pero no deben comer ni camellos, ni conejos, ni liebres, pues no tienen partidas las pezuñas y Dios los considera impuros.

Ver Capítulo

Deuteronomio 14:7 - Biblia de las Americas

Pero éstos no comeréis de entre los que rumian o de entre los que tienen la pezuña dividida en dos: el camello, el conejo y el damán; pues aunque rumian, no tienen la pezuña dividida; para vosotros serán inmundos.

Ver Capítulo

Deuteronomio 14:7 - Dios habla hoy

pero no deben comer de los siguientes animales, aunque sean rumiantes o tengan pezuñas partidas: "El camello, la liebre y el tejón; deben considerarlos animales impuros, porque son rumiantes pero no tienen pezuñas partidas.

Ver Capítulo

Deuteronomio 14:7 - Nueva Traducción Viviente

pero no lo comerás si no reúne ambas condiciones. Por lo tanto, no comerás camellos ni liebres ni damanes.* Estos son rumiantes pero no tienen las pezuñas partidas, así que son ceremonialmente impuros para ti.

Ver Capítulo

Deuteronomio 14:7 - Palabra de Dios para Todos

De los rumiantes no debes comer los siguientes: camellos, conejos y tejones, porque aunque son rumiantes no tienen las pezuñas divididas. Ellos se consideran impuros* para ti.

Ver Capítulo

Deuteronomio 14:7 - Biblia de Jerusalén 1998

Sin embargo, entre los que rumian y entre los animales de pezuña partida y hendida no podréis comer los siguientes: el camello, la liebre y el damán, que rumian pero no tienen la pezuña hendida; los tendréis por impuros.

Ver Capítulo

Deuteronomio 14:7 - Kadosh Israelita Mesiánica

Sin embargo, de los que rumian o de pezuña hendida, no comerán el camello, la liebre y el damián, porque rumian, pero no tienen pezuña hendida.

Ver Capítulo