Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Deuteronomio 11:18 - Nueva Version Internacional

Deuteronomio 11:18

Grábense estas palabras en el corazón y en la *mente; átenlas en sus manos como un signo, y llévenlas en su frente como una marca.

Ver Capítulo

Deuteronomio 11:18 - Reina Valera 1960

Por tanto, pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, y las ataréis como señal en vuestra mano, y serán por frontales entre vuestros ojos.

Ver Capítulo

Deuteronomio 11:18 - Traducción en Lenguaje Actual

»Apréndanse de memoria estas enseñanzas, y mediten en ellas; escríbanlas de tal modo que puedan atarlas a sus brazos o colgarlas sobre su frente, para que en todo momento puedan recordarlas. Escríbanlas también en las puertas de su casa y en los portones de sus ciudades. Enséñenselas a sus hijos en todo momento y lugar,

Ver Capítulo

Deuteronomio 11:18 - Biblia de las Americas

Grabad, pues, estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma; atadlas como una señal a vuestra mano, y serán por insignias entre vuestros ojos.

Ver Capítulo

Deuteronomio 11:18 - Dios habla hoy

"Grábense estas palabras en la mente y en el pensamiento; átenlas como señales en sus manos y en su frente.

Ver Capítulo

Deuteronomio 11:18 - Nueva Traducción Viviente

»Por lo tanto, comprométete de todo corazón a cumplir estas palabras que te doy. Átalas a tus manos y llévalas sobre la frente para recordarlas.

Ver Capítulo

Deuteronomio 11:18 - Palabra de Dios para Todos

Por tanto, tengan siempre presentes mis mandamientos y átenlos en sus manos como recordatorio y llévenlos en sus frentes como una marca.

Ver Capítulo

Deuteronomio 11:18 - Biblia de Jerusalén 1998

Poned estas palabras mías en vuestro corazón y en vuestra alma, atadlas como una señal a vuestra mano, y sean como un signo entre vuestros ojos.

Ver Capítulo

Deuteronomio 11:18 - Kadosh Israelita Mesiánica

Por lo tanto, ustedes almacenarán estas palabras mías en su corazón y en todo su ser; átenlas en su mano como señal, pónganlas al frente, delante de sus ojos;

Ver Capítulo