x
Biblia Todo Logo

Biblia Online

Anuncios


Daniel 4:21 - Nueva Version Internacional

Daniel 4:21

Ese árbol tenía un hermoso follaje y daba abundantes frutos, y alimentaba a todo el mundo; bajo su sombra se refugiaban las bestias salvajes, y en sus ramas anidaban las aves del cielo.

Ver Capítulo

Daniel 4:21 - Reina Valera 1960

cuyo follaje era hermoso, y su fruto abundante, y en que había alimento para todos, debajo del cual moraban las bestias del campo, y en cuyas ramas anidaban las aves del cielo,

Ver Capítulo

Daniel 4:21 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Daniel 4:21 - Nueva Versión Internacional 1999

Ese árbol tenía un hermoso follaje y daba abundantes frutos, y alimentaba a todo el mundo; bajo su sombra se refugiaban las bestias salvajes, y en sus ramas anidaban las aves del cielo.

Ver Capítulo

Daniel 4:21 - Biblia de las Americas

y cuyo follaje era hermoso y su fruto abundante, y en el que había alimento para todos, debajo del cual moraban las bestias del campo y en cuyas ramas anidaban las aves del cielo,

Ver Capítulo

Daniel 4:21 - Dios habla hoy

que tenía hojas hermosas y fruto abundante que alcanzaba para alimentar a todos, a cuya sombra se arrimaban las bestias del campo y en cuyas ramas hacían su nido las aves,

Ver Capítulo

Daniel 4:21 - Kadosh Israelita Mesiánica

que tenía hermoso follaje y fruto abundante, suficiente para dar alimento a todos, bajo el cual los animales salvajes vivían, y en cuyas ramas las aves del aire hacían sus nidos –

Ver Capítulo

Daniel 4:21 - Nueva Traducción Viviente

Sus hojas eran verdes y nuevas, y tenía abundancia de fruta para que todos comieran. Los animales salvajes vivían bajo su sombra y las aves anidaban en sus ramas.

Ver Capítulo

Daniel 4:21 - La Biblia del Oso  RV1569

Y ſu copa era hermoſa, y ſu fruto en abundancia, y que para todos auia mantenimiẽto enel: debaxo deel morauã las beſtias del campo, y en ſus ramas habitauan las aues del cielo.

Ver Capítulo

Daniel 4:21 - Reina Valera Antigua 1602

Y cuya copa era hermosa, y su fruto en abundancia, y que para todos había mantenimiento en él; debajo del cual moraban las bestias del campo, y en sus ramas habitaban las aves del cielo,

Ver Capítulo