Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Apocalipsis 17:1 - Nueva Version Internacional

Apocalipsis 17:1

Uno de los siete ángeles que tenían las siete copas se me acercó y me dijo: "Ven, y te mostraré el castigo de la gran prostituta que está sentada sobre muchas aguas.

Ver Capítulo

Apocalipsis 17:1 - Reina Valera 1960

Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas;

Ver Capítulo

Apocalipsis 17:1 - Traducción en Lenguaje Actual

Entonces vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y me dijo: «Ven; te voy a mostrar el castigo que le espera a esa gran prostituta que está sentada a la orilla de muchos ríos.

Ver Capítulo

Apocalipsis 17:1 - Biblia de las Americas

Y uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, vino y habló conmigo, diciendo: Ven; te mostraré el juicio de la gran ramera que está sentada sobre muchas aguas;

Ver Capítulo

Apocalipsis 17:1 - Dios habla hoy

Uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, vino y me dijo: "Ven, te voy a mostrar el castigo de la gran prostituta[1] que está sentada sobre las aguas.

Ver Capítulo

Apocalipsis 17:1 - Nueva Traducción Viviente

Uno de los siete ángeles que derramaron las siete copas se acercó y me dijo: «Ven conmigo, y te mostraré la sentencia que recibirá la gran prostituta, que gobierna* sobre muchas aguas.

Ver Capítulo

Apocalipsis 17:1 - Palabra de Dios para Todos

Luego, vino uno de los siete ángeles que tenía las siete copas y me dijo: "Ven, te voy a mostrar el castigo que recibirá la gran prostituta que está sentada cerca de muchos ríos.

Ver Capítulo

Apocalipsis 17:1 - Biblia de Jerusalén 1998

Entonces vino uno de los siete ángeles que llevaban las siete copas y me habló: "Ven, que te voy a mostrar el juicio de la célebre Prostituta, que se sienta sobre grandes aguas,

Ver Capítulo

Apocalipsis 17:1 - Kadosh Israelita Mesiánica

Entonces vino uno de los malajim con las siete copas, y me dijo: "Ven, te mostrar é el juicio de la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas.

Ver Capítulo