x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


2 Timoteo 2:15 - Nueva Version Internacional

2 Timoteo 2:15

Esfuérzate por presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse y que interpreta rectamente la palabra de verdad.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:15 - Reina Valera 1960

Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:15 - Traducción en Lenguaje Actual

Haz todo lo posible por ganarte la aprobación de Dios. Así, Dios te aprobará como un trabajador que no tiene de qué avergonzarse, y que enseña correctamente el mensaje verdadero.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:15 - Nueva Versión Internacional 1999

Esfuérzate por presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse y que interpreta rectamente la palabra de verdad.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:15 - Biblia de las Americas

Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que maneja con precisión la palabra de verdad.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:15 - Dios habla hoy

Haz todo lo posible por presentarte delante de Dios como un hombre de valor comprobado, como un trabajador que no tiene de qué avergonzarse, que enseña debidamente el mensaje de la verdad.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:15 - Kadosh Israelita Mesiánica

Haz todo lo que puedas para presentarte a YAHWEH como alguien digno de aprobación, como un obrero sin necesidad de avergonzarse, porque maneja sin titubeos la Palabra de la Verdad.[9]

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:15 - Nueva Traducción Viviente

Esfuérzate para poder presentarte delante de Dios y recibir su aprobación. Sé un buen obrero, alguien que no tiene de qué avergonzarse y que explica correctamente la palabra de verdad.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:15 - La Biblia del Oso  RV1569

Procûra con diligencia preſentarte à Dios aprouado como obrero que no tiene deque auergõçarſe, que traça bien la palabra de verdad.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:15 - Reina Valera Antigua 1602

Procura con diligencia presentarte á Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que traza bien la palabra de verdad.

Ver Capítulo