x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



2 Tesalonicenses 3:8 - Nueva Version Internacional

2 Tesalonicenses 3:8

ni comimos el pan de nadie sin pagarlo. Al contrario, día y noche trabajamos arduamente y sin descanso para no ser una carga a ninguno de ustedes.

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 3:8 - Reina Valera 1960

ni comimos de balde el pan de nadie, sino que trabajamos con afán y fatiga día y noche, para no ser gravosos a ninguno de vosotros;

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 3:8 - Traducción en Lenguaje Actual

y nunca recibimos comida sin pagar por ella. Al contrario, trabajábamos de día y de noche para que ninguno de ustedes tuviera que pagar nada por nosotros.

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 3:8 - Nueva Versión Internacional 1999

ni comimos el pan de nadie sin pagarlo. Al contrario, día y noche trabajamos arduamente y sin descanso para no ser una carga a ninguno de ustedes.

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 3:8 - Biblia de las Americas

ni comimos de balde el pan de nadie, sino que con trabajo y fatiga trabajamos día y noche a fin de no ser carga a ninguno de vosotros;

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 3:8 - Dios habla hoy

ni hemos comido el pan de nadie sin pagarlo. Al contrario, trabajamos y luchamos día y noche para no serle una carga a ninguno de ustedes. [2]

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 3:8 - Kadosh Israelita Mesiánica

Nosotros no aceptamos la comida de nadie de balde; por el contrario, laboramos y trabajamos arduamente día y noche, como para no ser carga a ninguno de ustedes.

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 3:8 - Nueva Traducción Viviente

En ningún momento aceptamos comida de nadie sin pagarla. Trabajamos mucho de día y de noche a fin de no ser una carga para ninguno de ustedes.

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 3:8 - La Biblia del Oso  RV1569

Ni cominos el pã de balde de ninguno, antes obrãdo cõ trabajo y fatiga de noche y de dia, por no ſer graues à ninguno de voſotros.

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 3:8 - Reina Valera Antigua 1602

Ni comimos el pan de ninguno de balde; antes, obrando con trabajo y fatiga de noche y de día, por no ser gravosos á ninguno de vosotros;

Ver Capítulo