x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



2 Reyes 7:3 - Nueva Version Internacional

2 Reyes 7:3

Ese día, cuatro hombres que padecían de *lepra se hallaban a la *entrada de la ciudad. ¿Qué ganamos con quedarnos aquí sentados, esperando la muerte? se dijeron unos a otros.

Ver Capítulo

2 Reyes 7:3 - Reina Valera 1960

Había a la entrada de la puerta cuatro hombres leprosos, los cuales dijeron el uno al otro: ¿Para qué nos estamos aquí hasta que muramos?

Ver Capítulo

2 Reyes 7:3 - Traducción en Lenguaje Actual

A la entrada de la ciudad había cuatro hombres enfermos de la piel, pues tenían lepra. Decían entre ellos: «¿Qué estamos haciendo acá sentados esperando morir?

Ver Capítulo

2 Reyes 7:3 - Nueva Versión Internacional 1999

Liberación de Samaria Ese día, cuatro hombres que padecían de lepra se hallaban a la entrada de la ciudad. -¿Qué ganamos con quedarnos aquí sentados, esperando la muerte? -se dijeron unos a otros-.

Ver Capítulo

2 Reyes 7:3 - Biblia de las Americas

Y había cuatro leprosos a la entrada de la puerta, y se dijeron el uno al otro: ¿Por qué estamos aquí sentados esperando la muerte?

Ver Capítulo

2 Reyes 7:3 - Dios habla hoy

Había a la entrada de la puerta cuatro hombres leprosos, [3] y se decían los unos a los otros: –¿Por qué estamos aquí esperando la muerte?

Ver Capítulo

2 Reyes 7:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ahora bien, había cuatro hombres con tzaraat ° a la entrada de las puertas de la ciudad, y uno de ellos les dijo al otro: "¿Por qué hemos de sentarnos aquí hasta que muramos?

Ver Capítulo

2 Reyes 7:3 - Nueva Traducción Viviente

Sucedió que había cuatro hombres con lepra* sentados en la entrada de las puertas de la ciudad. «¿De qué nos sirve sentarnos aquí a esperar la muerte? —se preguntaban unos a otros—.

Ver Capítulo

2 Reyes 7:3 - La Biblia del Oso  RV1569

Y auia quatro hombres leproſos à la entrada de la puerta, los quales dixerõ entreſi: Paraque nos eſtamos aqui haſta que muramos?

Ver Capítulo

2 Reyes 7:3 - Reina Valera Antigua 1602

Y había cuatro hombres leprosos á la entrada de la puerta, los cuales dijeron el uno al otro: ¿Para qué nos estamos aquí hasta que muramos?

Ver Capítulo